nav
Viernes 22 de Septiembre de 2017

Benedicto XVI advierte que codicia, egoísmo y ambición es la raíz de todos los males

‘Las cosas de la tierra que se deben evitar son la impureza, la inmoralidad, las pasiones, deseos malos y la codicia que es idolatría. Hacer morir en nosotros el deseo insaciable de los bienes materiales, el egoísmo, raíz de todos los males’, resaltó Benedicto XVI.

  • Teología    
  • 27 abr 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Ciudad del Vaticano. El Papa Benedicto XVI, advirtió que la codicia, el egoísmo y la ambición son la raíz de todos los males, situaciones que deben ser rechazadas por los cristianos gracias a la resurrección de Cristo.

Ante varios miles de personas congregadas con motivo de la audiencia general en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

‘Leyendo la Biblia parece que se favorezca el desprecio de las realidades terrenas, se invita a olvidarse de este mundo de sufrimientos, de injusticias, de pecados, para vivir en anticipo un paraíso celeste. Así el pensamiento del cielo sería entonces una especie de alienación’, dijo.

‘Las cosas de la tierra que se deben evitar son la impureza, la inmoralidad, las pasiones, deseos malos y la codicia que es idolatría. Hacer morir en nosotros el deseo insaciable de los bienes materiales, el egoísmo, raíz de todos los males’, resaltó Benedicto XVI.

Según el obispo de Roma el recuerdo de la resurrección de Jesús puede dar a la ‘ciudad terrena’ un nuevo rostro que favorezca el desarrollo del hombre y de la sociedad según la lógica de la solidaridad, de la bondad, en el profundo respeto a la dignidad propia de cada uno.