nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Predicador dice que al volverse rojo el Lago de Texas, esta es una señal del fin del mundo

“El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y se convirtió en sangre como la de un muerto, y murió todo ser viviente en el mar”, se lee en el pasaje citado por Begley.

  • Teología    
  • 5 ago 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Conmoción ha surgido en Texas, luego que la reserva de OC Fisher se tornara de color rojo sangre. Algunos aseguran que es una señal del “fin de los tiempos”, lo cierto es que existe otra explicación para ello, publica Radio Bio Bio de Chile.

LiveScience, informó que este embalse ubicado en el San Angelo State Park estuvo seco por un buen tiempo, y el agua que quedó estancada -llena de peces muertos- adquirió un tono rojo oscuro.

Esto último llevó a que se desarrollará un tipo de bacteria llamado Chromatiaceae, la cual surge en el agua sin oxígeno y da el aspecto “sangriento” al lago, informaron Funcionarios del Texas Parks and Wildlife Inland Fisheries.

Sin embargo, luego de que ocurriera este fenómeno, fotos del lago teñido de rojo comenzaron a circular por internet y el predicador de Indiana, Pablo Begley, dijo – a través de un vídeo de YouTube- que el OC Fisher podría ser una evidencia del “fin del mundo”, pues así lo predice el libro bíblico del Apocalipsis.

“El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y se convirtió en sangre como la de un muerto, y murió todo ser viviente en el mar”, se lee en el pasaje citado Begley.

“El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos y manantiales de agua, y se convirtieron en sangre”, agregó.

Cabe destacar que Texas está experimentando una gran sequía que alcanza un nivel del 75%, el más alto de acuerdo con el Centro Nacional de Mitigación de la Sequía (NDMC). Esto ha provocado problemas en una serie de embalses en el oeste de Texas, dijo Cruz.

El experto agregó que OC Fisher, nunca ha estado completamente lleno, pero estaba bien abastecido de peces.

“Examinamos el lago, creo que fue el año pasado, y existía una muy buena población de peces “, manifestó Cruz. Sin embargo, luego “fue bastante repugnante pasar por ahí y ver el nivel del lago y las especies flotando muertas”.