nav
Martes 17 de Octubre de 2017

Resurrección de Jesús fue una “ilusión óptica”, afirma un historiador basado en la Sábana Santa

•El académico que enseña en la Universidad de Cambridge, insiste en que la imagen impresa sobre tela, engañó a los Apóstoles, haciéndoles creer que Cristo había vuelto a la vida, pero la resurrección fue en realidad una ilusión óptica.

  • Teología    
  • 30 mar 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

El “Santo Sudario” o “Sábana Santa de Turín”, es un pedazo de tela que se usó supuestamente para envolver el cuerpo de Cristo tras su crucifixión. Muchos católicos lo veneran como una auténtica reliquia, ya que fue reconocido por el Papa Pío 12 en 1958, pero está lejos de la unanimidad entre los estudiosos.

Después de varios años de consulta a las fuentes históricas, el descubrimiento de la evidencia científica y el análisis del texto de los Evangelios, el historiador de arte Tomás Wesselow, dice que llegó a un grandilocuente.

Él dice que la Sábana Santa, es un contacto real que se hizo con el cuerpo de Cristo y es capaz de mostrar mucho sobre los orígenes del cristianismo.

Pero su principal argumento es polémico y “destruye” la creencia central del cristianismo: que Jesucristo resucitó de entre los muertos.

El académico que enseña en la Universidad de Cambridge, insiste en que la imagen impresa sobre tela, engañó a los Apóstoles, haciéndoles creer que Cristo había vuelto a la vida, pero la resurrección fue en realidad una ilusión óptica.

Su teoría es que la mente de una persona que vivió hace 2000 años, la imagen de la Sábana Santa hubiera sido algo mucho más allá de sus experiencias normales e inquietante verdad.

“Ellos vieron la imagen en la tela como una nueva vida en Jesús”, argumenta.

“En ese momento, las imágenes tenían una fuerte influencia psicológica, y fue visto como parte de un plano diferente de existencia, algo que tenía vida propia. Piense en toda la experiencia de los apóstoles… fue a la tumba tres días después de la crucifixión, la luz media, y luego la imagen que apareció en la tela que se utilizó para su entierro “, dice el historiador 40 años de edad.

Cristianos de todo el mundo celebran una vez más, la resurrección de Jesús el Domingo de Resurrección, siguiendo la tradición de las historias de la Biblia, que describe la resurrección que aparece en más de cinco lugares.

Wesselow, que se llama un “sudarista” dice que está intrigado por el misterio desde la infancia. Pasó ocho años trabajando en su libro “La Señal – La Sábana Santa y el secreto de la resurrección”, lanzado en portugués en la actualidad.

Wesselow, dice en su nuevo libro que cree que la Sábana Santa, fue robada por los caballeros franceses y los cruzados en la invasión de Constantinopla en 1204. Él está convencido de que el moderno análisis muestran que la Sábana Santa es auténtica. Las partículas de polen retirados de las fibras, indican que venía de Israel y la costura utilizados en el tejido de la ropa es idéntica a la que se encuentra en pañales en el primer siglo de Judea.

Por otra parte, las marcas de las heridas están compuestas por sangre real y un ensayo mostró que el tejido tiene más de 1300 años.

Él dice en su versión de la Resurrección, que está claro que el apóstol Pablo escribió en 1 Corintios 15:50, no se refiere a una resurrección corporal literal que se refiere que “carne y sangre no pueden heredar el reino de Dios”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Daily Mail y Examiner