Mayor exorcista de la Iglesia católica asegura que Harry Potter ‘es Satanás’

“La gente piensa que es un libro inofensivo para los niños, pero es magia, y la magia lleva al mal. En los libros de Harry Potter la labor del diablo es astuta y sutil, en ellos emplea sus poderes extraordinarios, la magia y el mal”, Gabriele Amorth, sacerdote de la diócesis de Roma y presidente de la Asociación Internacional de Exorcistas.

  • Teología    
  • 4 jun 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El mayor exorcista de la Iglesia católica, Gabriele Amorth, sacerdote de la diócesis de Roma y presidente de la Asociación Internacional de Exorcistas, catalogó de Satanás al personaje ficticio Harry Potter.

“Vivimos en una época en la que Dios se ha olvidado. Y dondequiera que Dios no está presente, las reglas del diablo imperan”, señaló el padre Amorth, destacando asimismo que se considera un crítico declarado de los libros de Harry Potter, que califica de “aficiones impías” que “atraen el mal”.

“La gente piensa que es un libro inofensivo para los niños, pero es magia, y la magia lleva al mal. En los libros de Harry Potter la labor del diablo es astuta y sutil, en ellos emplea sus poderes extraordinarios, la magia y el mal”.

“Satanás está siempre oculto y quiere que la gente crea que no existe”, apuntó. “El diablo observa a todos y cada uno de nosotros y estudia nuestras tendencias hacia el bien y el mal y luego nos tienta” declaró.

Amorth, pedirá al papa Francisco que permita a los sacerdotes ejercer exorcismos sin el permiso de la institución para responder a la creciente demanda.

Según el diario británico ‘The Sunday Times’, Amorth, de 88 años, explicó que lo que le “inspiró” a hacer esta petición fue ver al papa Francisco realizar, en la plaza de San Pedro, lo que según él fue un exorcismo a un hombre “poseído por cuatro demonios”.

“El papa es también el obispo de Roma, y como cualquier obispo también es exorcista”, añadió Amorth, al tiempo que señaló que “ahora más que nunca se necesitan exorcistas que combatan la gente poseída por brujos y adoradores de Satanás”.

Según el medio, los sacerdotes actualmente necesitan una autorización especial de su obispo para llevar a cabo el rito, y esta rara vez se concede. “Voy a pedir al papa que dé a todos los sacerdotes la potestad para llevar a cabo exorcismos y que garantice que los curas reciban en el seminario la formación adecuada para ejercerlos. Hay una gran demanda”, dijo el padre Amorth.

Fuente: Unir Radio Informa