Herejías en canciones cristianas preocupa a los teólogos

Reforma en un himnario provoca debate sobre el uso de “lenguaje inclusivo” y cambios de términos como: Padre, Hijo y Espíritu Santo”.

  • Teología    
  • 6 ago 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una noticia sobre la reforma de un himnario ha sido uno de los que temas que más se ha hablado y criticado en los sitios web y blogs evangélicos estadounidenses en los últimos días en relación al Comité de Música de la Iglesia Presbiteriana de EE.UU. (PCUSA) que está trabajando en una actualización de su libro de himnos ya que la primera edición fue publicada en 1874 con el nombre Himnario Presbiteriano, el cual ha sufrido varios cambios desde entonces, el último fue en 1990.

Pero la adaptación de algunas de estas canciones incluye no sólo un nuevo idioma, también reflejan una nueva teología. La primera disputa es por el himno: “Jesus Walked This Lonesome Valley”, [Jesús caminó este valle solitario].

La canción forma parte de otras recopilaciones de canciones de diferentes confesiones religiosas. El principal argumento en contra es que contiene declaraciones “teológicamente cuestionables”. La letra dice que debemos caminar solos por el valle, lo que contradice la afirmación de los Evangelios donde Jesús afirma que siempre estará con sus seguidores.

Fueron cerca de tres años y medio de debates entre los miembros del comité que optaron por dejar esta y otras canciones de la versión final del libro de himnos para que se publicará más adelante en el 2013.

Los debates teológicos eran más incisivos cuando fue sugerida la inclusión de la canción “In Christ Alone” [Solamente en Cristo]. Compuesta por Keith Getty y Stuart Townend en 2001, la segunda estrofa dice: “En la cruz donde Jesús murió / La ira de Dios fue satisfecha”. En la revisión de la teología del proceso, la opción era adoptar los términos “En la cruz donde Jesús murió / El amor de Dios fue magnificado”. Como no se les permitió a cambiar la letra, simplemente se dejó fuera.

Como un himnario no es la expresión de la perspectiva de un grupo, sino una colección para ser utilizado por muchas iglesias de la misma denominación. He aquí se ha presentado una “guerra de argumentos” por el conocimiento de que la selección de las canciones de adoración sean directamente en la formación de la fe de la congregación.

Lejos de ser sólo un dilema de la Iglesia Presbiteriana, el profesor Timothy George, director de Teología de la Universidad de Samford, afirma que tal liberalidad teológica puede abrir un precedente peligroso. George, acredita que tratar la ira de Dios como un tabú, ya sea en sermones o himnos, es la perpetuación de una antigua herejía del primer siglo. Mostrar sólo un Dios que es amor, apaga las llamas del infierno porque da la impresión de que no hay condenación.

Sin embargo, la justicia de Dios sólo podía ser satisfecha por el sacrificio expiatorio de Cristo, que se revela tanto en la ira y el amor divino.

El Dr. Denny Burk, profesor de estudios bíblicos en la Universidad Boyce añade que el liberalismo teológico invadió las canciones cristianas, con profundas consecuencias teológicas.

Este tipo de cambio no es nuevo. El himnario de la Iglesia Episcopal Anglicana, modificado en 1982, eliminó el uso de términos masculinos para referirse a Dios como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Lo reemplazaron con términos “inclusivos”, como Creador y Redentor. También se eliminaron los términos considerados “militaristas” como soldados, batalla y ejército. No es coincidencia lo que vive la Iglesia Anglicana en las últimas décadas, una gran crisis, que alcanzó su punto culminante con el reconocimiento de la ordenación de pastores homosexuales y transexuales.

Traducido y adaptado por NoticiCristiana.com de Christian Century e Prophecy News.