nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

“Jesús fue más que el Che Guevara y la Madre Teresa”, defiende autor musulmán

“Jesús no era un pacifista. Era más como un revolucionario que quería expulsar a los romanos de Judea, crear un reino de Dios sobre la tierra y se sentarse en su trono”, Reza Aslan.

  • Teología    
  • 26 ago 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Todos los años surgen docenas de libros sobre Jesús muchos de ellos son relatos bíblicos y tratan de presentar algo “diferente” o “sin precedentes”. El trabajo más reciente es “Zelote: La vida y obra de Jesús de Nazareth” -Zealot: The Life and Times of Jesus of Nazareth-, parte del éxito se debe a una entrevista de la cadena de televisión Fox que le hizo a Reza Aslan.

Lanzado hace un mes en los Estados Unidos, lidera por la tercera semana la lista de los best sellers según la lista de The New York Times y Amazon.

El autor es un estudioso de la religión y profesor de escritura creativa en la Universidad de California. La gran diferencia es el hecho de que él es musulmán, lo que enfureció a muchos cristianos. Pero a medida que la controversia crece está siempre vende, disfruta el éxito, incluso si no presenta nada nuevo.

Su tesis es que Jesús no era un pacifista. Era más como un revolucionario que quería expulsar a los romanos de Judea, crear un reino de Dios sobre la tierra y sentarse en su trono. El argumento es muy antiguo y tomó auge en 1960, impulsada por el movimiento de la Teología de la Liberación, que mezclaba elementos del cristianismo y el marxismo.

En resumen, Jesús sería más como el Che Guevara que la Madre Teresa de Calcuta, pero más que ambos.

Aslan, ha elegido la palabra “fanático” –zelote- para describirlo. Es una palabra derivada del arameo y dio nombre a un movimiento que existía en tiempos de Jesús. Fue un movimiento político judío que defiende el uso de la fuerza para el pueblo de Judea que buscaba expulsar a los romanos de su territorio.

Según el libro, Jesús compartió algunas de las ideas igualitarias de los zelotes, y una vez que se instaló en un pueblo de pescadores de Capernaúm, los discípulos comenzaron a buscar “entre los que habían sido puestos en libertad en los márgenes de la sociedad, cuya vida había sido interrumpido por los cambios sociales y las condiciones económicas que se produjeron a lo largo de Galilea”.

Sin embargo, el autor musulmán, no reconoce la divinidad de Jesús, pero anteriormente ya lo había definido como “un campesino analfabeto que entró en Jerusalén como el Mesías esperado – el verdadero rey de los judíos – que vino a liberarlos de la esclavitud”.

Hasta el siglo XX, la búsqueda del Jesús histórico revelaba poco. El teólogo alemán Martin Dibelius y Rudolf Bultmann, reanudaron esta búsqueda. Se establecieron criterios objetivos para determinar qué era y qué no era según los relatos bíblicos históricos. La idea era acabar con los “mitos” como los milagros y que pudieran ser descritos por las ciencias naturales.

A principios de nuestro siglo, se ha creado lo que se llama “La Tercera Ola”, un resurgimiento que incluye libros, películas y programas de televisión con el objetivo de emplear métodos históricos y racionales, incluyendo el análisis crítico de los Evangelios, la investigación arqueológica y el estudio del contexto histórico y cultural en que vivió Jesús.

No es sólo un libro el tema, “fanático” puede determinar el inicio de una tendencia que trata de deshacer todo (o casi) lo que se conoce acerca de Jesús hace dos mil años, pero especialmente su divinidad y el hecho de que murió por todos los pecadores en la cruz.