“¿El Papa Francisco es católico?”, se preguntan los teólogos

Posturas recientes de Francisco contradicen siglos de tradición del Vaticano

  • Teología    
  • 10 oct 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

La pregunta: “¿Es el papa católico?” Parece ser algo impensable para los católicos. Sin embargo, muchos de los pronunciamientos y decisiones recientes por Francisco han puesto a dudar a muchos teólogos sobre la convicción del pontífice. A diferencia de Benedicto XVI, su antecesor, conocido por su fuerte posición dogmática, el argentino Bergoglio parece estar más acostumbrado al populismo.

El cuestionamiento es porque ha sido objeto de al menos cuatro artículos recientes sobre temas bíblicos en todo el mundo.

La razón de la pregunta es siempre la misma. Cuando Francisco dice que los incrédulos (los no católicos o ateos) pueden entrar en el cielo, no se basa en la fe sino en la premisa de hacer el bien y seguir su conciencia. Él rompió la tradición secular con respecto a este tema y obligó a los clérigos de alto nivel en el Vaticano a desmentir tal afirmación.

Ese no fue el único problema, hizo afirmaciones que sonarían “extrañas” hace unas décadas, tales como: “La iglesia está compuesta por líderes pecadores”. “La iglesia no puede interferir en la vida espiritual de los gays”, nuevamente contradiciendo a Benedicto XVI, quien dijo: “La homosexualidad es un mal moral intrínseco”.

“No necesitamos insistir en estos temas relacionados con el aborto, el matrimonio gay y el uso de anticonceptivos”.

“Dios no es católico”.

Otra cuestión delicada es su postura sobre el Estado de Israel. Con motivo del Rosh Hashaná (año nuevo judío), el Papa envió un mensaje a los judíos, fomentando un diálogo abierto sobre cuestiones de fe. Para muchos, esto no fue suficiente. El periodista Giulio Meotti, hizo una grave denuncia, publicado por el periódico Israel National News.

Tras un reciente documento, firmado por los obispos de Estados Unidos, el Papa sostiene que los palestinos que viven actualmente en Israel sufren una “prolongada ocupación militar” por los judíos. “El Papa Francisco nunca se ha dirigido a los israelitas en sus mensajes, ni abiertamente ha defendido el Estado judío desde que fue elegido por el Colegio de Cardenales. Parece que no hay espacio para los fieles sionistas y obstinados. En sus discursos, las aspiraciones nacionales judías son ignoradas e incluso denigradas”, afirmó el periodista. El papa no respondió a las acusaciones.

Pero eso no es todo. Otras cuestiones están siendo levantadas por personas cercanas al pontífice. Mientras Benedicto XVI, prohibió un diálogo abierto sobre el celibato de los sacerdotes y monjas, y que deberían pedir permiso para casarse. Francisco, ha dicho que el celibato podría cambiar y podría estar a punto de poner el asunto en el orden del día de un debate serio, según informó Fox News.

Esto es debido a la obvia conclusión de la postura del arzobispo italiano Pietro Parolin, jurado en agosto como Secretario de Estado del Papa, es decir, la segunda corriente al mando del Vaticano. Hace poco declaró que el celibato sacerdotal no es un dogma.

A principios de octubre, una nueva polémica se encendió. Durante la última reunión de la Comisión Internacional Católica Romana / Anglicana, el arzobispo, Bernard Longley, señaló que el Vaticano podría estar dispuesto a “flexibilizar” la participación de la Eucaristía con miembros de otras confesiones cristianas.

En nombre del ecumenismo actual, este tipo de colocación derrumba los argumentos centenarios de mutua exclusión y excomunión. Este grave problema, que en el pasado dio lugar incluso a guerras religiosas entre católicos y protestantes, especialmente en Europa. Algo que no parece ser un problema para el Papa, que es visitado por los pastores en el Vaticano y escuchar de ellos una “palabra profética” u “orar” con los pastores y los fieles de la Asamblea de Dios durante la pasada Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro.

Traducido y adaptado por NoticiaCritiana.com de WND, The Guardian y Catholic Culture