Influyente rabino explica por qué Dios creó a los ateos

Jonathan Sacks es un rabino influyente, que fue un líder de las Congregaciones Hebraicas Unidas de los países de habla Inglés por más de dos décadas. Él es un autor premiado por varios libros y afirma que tiene un “profundo respeto” por los no religiosos.

  • Teología    
  • 16 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Entre los muchos argumentos que los ateos dan para defender el final de las religiones es que estas son responsables de la mayoría de las guerras a lo largo de la historia. Según Charles Phillips y Alan Axelrod, quien hizo la encuesta de más de 1.800 conflictos en su “Enciclopedia de Guerras”, menos del 10% involucran religión. El documento “Dios y la Guerra” [God and War], producido por BBC dice que las cuestiones religiosas jugaron un papel decisivo en menos del 40% de las guerras en los últimos 3.

000 años.

Mientras el mundo observa en los últimos años, los horrores perpetrados por extremistas del Estado Islámico en el nombre de Alá, los argumentos generales de los ateos sólo los refuerzan.

Jonathan Sacks es un rabino influyente, que fue un líder de las Congregaciones Hebraicas Unidas de los países de habla inglesa por más de dos décadas. Él es un autor premiado por varios libros y afirma que tiene un “profundo respeto” por los no religiosos.

En su nuevo libro, “Not in God’s Name” [No en el nombre de Dios], explica que los ateos tienen un papel importante en la lucha contra los religiosos. “Los amo.

Yo los llamo leal oposición de Su Majestad”, dice riendo. Él explica que los ateos pueden hacer preguntas que sirven para acosar a los seguidores de cualquier religión, haciéndolos reflexionar.

“¿Por qué Dios inventó a los ateos? Para evitar que los líderes religiosos fueran demasiados pretenciosos”, dijo Sacks. “[A ellos les gusta preguntar]: ‘Si Dios existe, ¿por qué hay tanto sufrimiento en el mundo?’ Un ateo me dijo que no podía dormir por la noche porque esta es una pregunta sin respuesta. Pero la verdad es que no es necesario ser un ateo para cuestionar esto, pues Abraham y Moisés también dijeron eso”.

El estudioso de la ley judía establece que después de un siglo de muchas dudas y cuestionamientos, la reacción a principios del siglo 21 ha sido todo lo contrario, marcada por el resurgimiento del extremismo. Eso sería una especie de respuesta a todos los que promocionan que la ciencia eliminaría la religión en el planeta.

El rabino cree que la tendencia es un acomodo donde los líderes de las tres principales religiones tratan de trabajar juntos. Cita como ejemplo los esfuerzos ecuménicos del Papa Francisco. Para él, los ateos también ayudan a los religiosos a recordar el peligro que corre cuando un líder religioso recibe una gran cantidad de poder. Por lo general, las consecuencias son desagradables.