nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Teología de la prosperidad mata más que el islam radical

Saeed Abedini denuncia que este tipo de cristianismo causa mucho más daño a la fe que la persecución islámica.

  • Teología    
  • 22 abr 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- El Pastor Saeed Abedini, que pasó más de tres años en prisión en Irán a causa de su fe, siendo constantemente torturado de muchas maneras, ahora se ha convertido en un símbolo de la Iglesia perseguida en Occidente.

Después de ser liberado, regresó a vivir en los Estados Unidos, lo que ha llevado a su ministerio a denunciar la persecución religiosa. Esta semana volvió a criticar a los predicadores de la prosperidad.

Haciendo uso de las redes sociales, él denunció como las iglesias están siendo orientadas sólo para el desempeño de sus líderes.

Afirmó que este tipo de cristianismo está causando más daño a la fe de que el islam radical.

“La estructura de muchos ministerios e iglesias está centrada alrededor de un escenario para que los líderes vengan a pagarles el costo de la misma. Parece que los cristianos están matando a sus hermanos más que el islam”, dijo.

“Los musulmanes radicales pueden matar a cientos de nosotros en atentados terroristas, pero este tipo de cristianismo mata [espiritualmente] cientos de millones de cristianos en todo el mundo”, añadió.

Abedini también escribió que en el “cuerpo de Cristo” muchos predicadores están involucrados en “el robo, la hipocresía, el adulterio, y anunciando el falso evangelio de la prosperidad”.

Sin dar nombres, reiteró que estos “predicadores de la prosperidad roban el dinero de la casa del Señor”, e incluso llaman a eso “éxito”. “Consiguen parte de las donaciones para sí mismos, algo que, irónicamente, ni los fariseos del tiempo de Jesús lo hacían”.

El pastor iraní cree que “los cristianos de hoy no adoran a Dios como deberían porque están engañados por este tipo de enseñanza moderna”.

Desde principios de abril, Abedini ha estado haciendo acusaciones contra diferentes pastores. Dijo, inclusive que algunas figuras conocidas utilizaron su historia de persecución para recaudar fondos, pero no hicieron mucho para ayudarlo después de su liberación, según publica Christian Post.