Pastora dice que ser virgen no significa ser puro

Vanessa Jaffar comenta que el joven puede ser virgen y no buscar la pureza sexual. Ella alerta que los toques y las caricias también pueden llevar al pecado.

  • Teología    
  • 16 jun 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Hoy en día, hay bastante material que habla sobre santidad en el noviazgo. En los libros, en vídeos de YouTube, en programas de televisión. Pero, ¿los jóvenes entienden bien el sentido de pureza y santidad? Los pastores Leandro Jahel y Vanessa Jaffar comentaron al respecto.

Para Vanessa, la vida cristiana no puede ser entendida de forma segmentada. “Tenemos que pensar en todo. La gente sirve a Cristo en todas las áreas de nuestra vida y el noviazgo, nuestra vida sentimental, compone ese contexto de nuestra vida.

La santidad en el noviazgo va a ser un reflejo de nuestra santidad, en la vida diaria“, advirtió.

“No sirve de nada sin ser santo en el noviazgo, predicar una santidad, decir aleluya, pero en el trabajo no dar el buen testimonio. Con los padres dentro de casa sin dar un buen testimonio. Entonces, la gente tiende a pensar todo eso, en nuestra vida cristiana”, dijo ella.

El pastor Leandro complementa que el noviazgo santo es reflejo de una vida santa. “Hay muchos casos reales de personas que buscan hacer un maquillaje de santidad para agradar a aquella persona que ella pretende y acaba la persona no logrando mantener esa fantasía, esa capa por mucho tiempo”, comentó.

“Entonces, ese tema agrada a muchas personas porque hoy veo que los jóvenes parecen enfocarse sólo en el noviazgo. Como si el objetivo de su vida entera fuera eso. No necesita estudiar, trabajar, comer, vivir, sólo necesitan un noviazgo “, continuó.

“Pero es muy importante mirar una vida de santidad como en un todo. Cómo el pretendido trata a sus padres, cómo él es como empleado, cómo él es como un siervo, como un discípulo Si es una buena persona, va a ser un buen novio”, dijo.

Sexo y Santidad

Vanessa dice: “Cuando hablan de santidad en el noviazgo, se habla de no practicar sexo durante el noviazgo. Sólo que la gente viene con esa cuestión de que hoy en día no se habla mucho de la virginidad, la gente no habla sobre pureza”.

“Los jóvenes que están llegando a la iglesia, desafortunadamente no son más vírgenes y eso es un valor que se está perdiendo mucho. “Creo que es mucho por causa de la familia como está hoy en día”, comentó la pastora. “Es muy diferente ser virgen a ser puro. Las personas pueden incluso ser vírgenes, pero no tener más la pureza (santidad)“, planteó.

Además del sexo

El pastor Leandro afirma que la pureza sexual no queda sólo en el campo del sexo. “Psicológicamente, el acto sexual no se resume sólo en la penetración. Incluso una forma de caricia, un toque, eso es científicamente hablando, esa persona no es más virgen, dijo.

“Es claro que la ruptura del himen es un tabú que gira alrededor de eso. Pero la santidad no es simplemente tener o no el acto sexual. La santidad también habla de los toques, cariños pensamientos. Santidad habla también de usted no unirse con su novio para hablar mal del pastor o planear algo que es errado, chismes, hablar mal del hermano“, puntuó.