nav
Miércoles 18 de Julio de 2018

Selección Brasileña reduce espacios para que sus jugadores no busquen de Dios

•Desde que asumió Selección el canario, Mano Menezes, este no permite la presencia de los líderes religiosos durante la concentración.

  • Deportes    
  • 26 jul 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

El espacio para las reuniones religiosas cada vez está perdiendo más espacio en la Selección de Brasil. El equipo brasileño participará en los Juegos Olímpicos en Londres, que inician mañana, pero a diferencia de lo ocurrido en los últimos diez años, el pastor Anselmo Alves, no fue invitado a acompañar la Selección.

En busca de información el portal UOL, habló con el pastor Alves, que vive en Curitiba, y él explicó que ya no está viendo a los atletas como lo hacía antes.

“Yo no tengo permiso para hacer un trabajo allí [en la Selección], y ningún atleta me invitó. Así que me voy a quedar aquí”.

Dado que Mano Menezes, asumió la Selección, la presencia de los líderes religiosos fue vetada en las concentraciones del equipo. La CBF no prohíbe la entrada, pero en junio del año pasado la decisión del técnico quien ocupó el cargo de Dunga, llegó a los titulares en los periódicos deportivos.

Sin embargo, durante la Copa América del 2011, el pastor Alves, tuvo la oportunidad de ir a la Argentina por invitación del capitán Lúcio, que pronto se convertirá en un pastor evangélico.

El pastor Alves, dijo que los jugadores necesitan apoyo, no sólo físico sino espiritual.

“No es sólo un apoyo espiritual, sino un apoyo ante los problemas emocionales, psicológicos y familiares”.

Este es el apoyo que ha llevado el pastor a muchos atletas que están en la Selección de Brasil e inclusive ayudarlos a buscar alguna iglesia evangélica. Por eso no es raro encontrar jugadores convertidos que muestran públicamente su decisión de fe en los juegos, mostrando sus camisetas con frases cristianas.