nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Kaká usa la Biblia para desahogarse sobre un mal momento en su carrera futbolística

Mourinho, no cuenta para nada con Kaká. Lo ratificó él mismo en la RAI la semana pasada. “Milan sería una buena solución para él”, dijo.

  • Deportes    
  • 28 ene 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El futbolista Kaká, parece cada vez más devaluado en el Real Madrid, fue convocado para igualar el partido con el Valencia en la última ronda y también se perdió la primera convocatoria de Felipe Scolari para la selección de Brasil.

Kaká, tenía la esperanza de regresar al Milán, donde tuvo su mejor momento, pero las negociaciones no han avanzado y el club italiano afirmó “falta de dinero” para repatriar al futbolista brasileño.

Según ABC, la clave estará en el sueldo que ofrecería el Milán al jugador y en que, en esta ocasión, no se estaría hablando de una cesión (como pretendían en un principio), sino de un traspaso, eso sí, por una cantidad pequeña. Esto es: el Milán, ofrece a Kaká un contrato por dos temporadas a razón de dos millones y medios de euros en lo que queda de curso y cinco para la siguiente.

Serían siete millones menos que los que cobra en la actualidad Kaká (12 limpios por año) y casi tres menos que los que hace unas semanas le ponía sobre la mesa. Esa cantidad sería invertida en pagar su fichaje al Real Madrid.

Mourinho, no cuenta para nada con él. Lo ratificó él mismo en la RAI la semana pasada.

“Milan sería una buena solución para él”, dijo. El futbolista cuenta, de hecho, menos que en el curso pasado, cuando ya era casi, casi un cero a la izquierda. De ahí que estuvieran dispuestos a dejarlo marchar con tal, además, de librarse de su elevado salario.

Ante esta dificultad Kaká se desahogó en Instragram publicando la oración del profeta Habacuc que dice: “Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación”, Habacuc 3:17- 18.