Pastores culpan al fútbol ser causante que los domingos las personas no asistan a la iglesia

Muchos pastores aseguran que la “secularización de los domingos”, la transmisión de los partidos de fútbol y otros eventos deportivos, es la mayor causa de porqué las personas no asisten a la Iglesia.

  • Deportes    
  • 29 ago 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

¿Quién fue el culpable por la baja asistencia en las iglesias en el 2012? Según una encuesta de la revista Christianity Today, muchos pastores aseguran que es la “secularización de los domingos”, culpando la transmisión de los partidos de fútbol y otros eventos deportivos en ese día.

El profesor Steve McMullin de la Facultad de Teología Acadia, entrevistó a cientos de líderes y miembros de iglesias evangélicas que han identificado una baja asistencia a los cultos en los últimos años.

Su estudio, publicado por Christianity Today, fue publicado originalmente en la Revista de Investigaciones Religiosas, que muestran que los jóvenes son los que menos asisten a los cultos porque prefieren quedarse en casa viendo la TV.

Desde el 2008, se ha estado analizando qué “obstáculos” dificultan la partición en los cultos regulares evangélicos. Entre los principales argumentos de los pastores dicen que los miembros no están los domingos porque tienen que trabajar o por el miedo a la violencia urbana. Pero el primer causante según ellos es porque las actividades deportivas son televisadas (fútbol, carreras de autos, etc.).

“El domingo ha perdido su carácter sagrado para la mayoría de la gente”, dice McMullin.

“Las iglesias tienen que preguntarse a sí mismas: ” Si esto es cierto, ¿cómo respondemos?”.

“En lugar de culpar a los deportes organizados, las iglesias deben aprender a reconocer en qué son buenos”, dijo John White, director del ministerio de deportes de la Universidad Cristiana de Baylor.

“La práctica del deporte puede enseñar acerca de la disciplina, la amistad, el trabajo en equipo y la ética, si los cristianos se acercan a ellos también”, agregó.

Sparks Collin, director ejecutivo de un ministerio especializado en campamentos evangélicos, es enfático: “Las cosas que valoramos en nuestra cultura, incluso dentro de la Iglesia, son el éxito, del desarrollo personal y la búsqueda de la felicidad”, dijo. “Podemos pasar horas y horas viendo juegos y carreras, pero no pasar 20 minutos al día para sentarnos a leer la Biblia”.

David Roozen, director del Instituto Hartford para Investigación Religiosa, explica que muchas iglesias están haciendo cambios prácticos para mejorar el sabor de los fieles por los deportes.

Según Roozen, 4 de cada 10 iglesias evangélicas estadounidenses tienen al menos algún programa que favorece los deportes para niños, jóvenes y todo tipo de actividades, como clases de gimnasia para adultos en la iglesia misma. Inclusive instalar pantallas gigantes en las instalaciones del templo.

Algunas iglesias simplemente optaron por cambiar las horas de culto, concluye Roozen. “Si se trata de la adaptación o simplemente conformismo que no puedo decir con seguridad. Ellos, al menos, reconocen que algunas personas no estarán en esos momentos. Este es el mundo en que vivimos ahora”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christianity Today