Usain Bolt pide disculpas a Dios porque jamaiquinos terminaron antes de tiempo el culto para verlo correr

El pastor explica que la decisión fue porque “nosotros usamos los deportes para ganar almas para el Señor”.

  • Deportes    
  • 15 ago 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El bicampeón olímpico jamaiquino, Usain Bolt, conquistó la medalla de oro en el Campeonato Mundial de Atletismo en Rusia. A pesar de que ganó en los 100 metros planos, el atleta (que es cristiano) acabó pidiendo disculpas a Dios un día después de la carrera.

No porque hizo trampa o estaba dopado. El diario “The Jamaica Star” puso en su portada que Bolt, había quedado impresionado porque una iglesia de Jamaica – la Iglesia Apostólica de Hatfield- había decidido terminar antes el culto sólo para que la gente pudiera ver la carrera.

Normalmente, los fieles se reúnen hasta el mediodía, pero el domingo el servicio terminó a las 10:00 a.m.

El atleta publicó en su cuenta de Instagram: “Dios, lo siento #amoamipueblo” junto con la portada de la revista. Bolt se disculpó por el hecho de que sus fans dejaran de orar.

La decisión fue de parte Basil Barnaby, pastor de la Iglesia quien decidió cancelar la parte final del servicio del domingo para que los fieles pudieran ver la final de los 100 metros desde la comodidad del hogar.

“Le permití a la gente que pudiesen llegar a tiempo para ver la carrera. Cuando los jamaiquinos están realmente interesados en algo, nada los puede detener o prevenir que en sus mentes dejen de pensar en ello por eso se los permití”, justificó el pastor.

Barnaby, estuvo muy involucrado con el deporte en su juventud. Se convirtió en campeón de atletismo en la escuela y ganó un campeonato de fútbol americano universitario para el Colegio Clarendon. Elegido como el mejor jugador del torneo, fue contratado por el equipo Galaxy donde jugó profesionalmente durante cuatro años. Aunque no explicó por qué dejó de jugar, él es contundente: “Yo amo los deportes. Creo que debemos utilizar el deporte como medio para ganar almas para el Señor”, dijo.

Usain Bolt, es un cristiano dedicado que siempre da gracias a Dios por sus victorias y habla de su fe cuando lo entrevistan. Sigue siendo el hombre más rápido del mundo. Ganó la última carrera en 9s77, dejando atrás al estadounidense Justin Gatlin (9s85) y su compatriota Nesta Carter (9s95).

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Jamaica Star e Cranmer