nav
Jueves 08 de Diciembre de 2016

Campeón olímpico ganador del Maratón de Boston glorifica a Dios y pide que bendiga su ciudad

“Tengo la suerte de ser estadounidense, y que Dios bendiga a Estados Unidos, y también bendigo a Boston por este día especial”, dijo Meb Keflezighi.

  • Deportes    
  • 24 abr 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Conocido por ser profundamente religioso, según la prensa estadounidense, el atleta cristiano Meb Keflezighi (EE.UU.) fue el gran vencedor del Maratón de Boston 2014, un año después del atentado con bombas que terminó con la vida de tres personas e hirió a más de 170 personas en el 2013.

Nacido en Eritrea, y refugiado en su país natal, Keflezighi fue nacionalizado en EE.UU. en 1998 a los 23 años. El corredor encontró en el deporte una manera de cambiar su vida, y ganó muchos títulos en las competiciones de larga distancia, como la medalla de plata en la maratónica de las Olimpiadas del 2004 en Atenas, y el Maratón de Nueva York del 2009.

“Tengo la suerte de ser estadounidense, y que Dios bendiga a Estados Unidos, y también bendigo a Boston por este día especial”, dijo el corredor, de acuerdo con el canal ABC.

El vencedor de la carrera en Boston siempre ha buscado una forma para expresar su fe, en la descripción de su perfil de Twitter, tiene escrito Filipenses 4:13: “Puedo hacer todas las cosas a través de Cristo que me fortalece”.

En una declaración al The Wall Street Journal (WSJ), cuando ganó la carrera en Nueva York en 2009, él reveló que el trabajo duro de las terapias intensivas y las “fuertes oraciones” le ayudaron a superar una lesión que casi le pone fin a su carrera.

Aunque la programación de sus entrenamientos, no le permite a Keflezighi asistir todos los domingos a la iglesia, siempre encuentra un espacio para la oración. “Cada día antes de ir a dormir y todos los días antes de levantarme”, según el WSJ.

El evento contó con la participación de más de 35 mil corredores, que recorrieron unos 26,2 kilómetros de distancia, y Meb Keflezighi llegó antes que el resto de competidores en 2 horas, 8 minutos y 37 segundos.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post