nav
Sábado 03 de Diciembre de 2016

Manny Pacquiao está orando por Floyd Mayweather para que tema a Dios y “cambie sus caminos”

En respuesta a las últimas burlas de Mayweather, Pacquiao demostró su fe cristiana y afirmó: “Él (Mayweather) debe temer a Dios”, dijo

  • Deportes    
  • 1 oct 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHRISTIAN TODAY.- Manny Pacquiao y Floyd Mayweather Jr. nunca se han encontrado cara a cara en el ring de boxeo, mientras que Mayweather sigue incitando a Pacquiao, este no parece compartir los amargos sentimientos de su rival de boxeo.

Mayweather Jr. se burló de Pacquiao al subir una foto del nocaut que le aplicó el mexicano Juan Manuel Márquez en 2012, acompañado de un mensaje.

“La señorita Pacman está en quiebra y desesperada por un día de pago.

Tus números de pago por evento son una broma”, publicó el campeón invicto en su cuenta oficial de Twitter.

Los fanáticos del boxeo han estado desesperados por ver a Pacquiao y Mayweather peleando en el ring. Ambos hombres tienen registros de combate excepcionales. Mayweather se encuentra invicto en 47 peleas, mientras que Pacquiao ha tenido una impresionante racha de 56 victorias.

Sin embargo Pacquiao es profundamente religioso y, a menudo puede ser visto orando o mirando hacia el cielo en sus peleas. En una entrevista con Rick Warren en 2012, el boxeador reveló que el libro de Warren, “Una Vida con Propósito”, fue fundamental en su fe, y que él y su equipo memorizan las Escrituras juntos.

En respuesta a las últimas burlas de Mayweather, Pacquiao demostró su fe cristiana y afirmó: “Él (Mayweather) debe temer a Dios”, dijo Pacquiao, aconsejándole que preste atención al pasaje bíblico: “Porque ¿En qué le aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?”.

“No estoy enojado con él. De hecho siento lástima porque actúa como una persona sin educación, algo que no es bueno para él”, expresó Pacquiao en el programa ’24 Oras’ de la cadena filipina GMA.

“Sentí pena por él, sigo orando por él. Es una persona sin educación”, aseguró el filipino.