nav
Martes 27 de Junio de 2017

Futbolista deja gira de selección de EEUU por no lucir logo gay

Jaelene Hinkle, cristiana evangélica de 24 años, es defensa y juega en Carolina del Norte, y había sido convocada para jugar dos amistosos internacionales ante Suecia y Noruega este mes de junio.

  • Deportes    
  • 19 jun 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Dos semanas después de que Estados Unidos anunciase que tanto sus selecciones nacionales masculina y femenina usarán camisetas con el emblema LGTB en apoyo del orgullo gay durante sus partidos de este mes de junio, la futbolista Jaelene Hinkle ha renunciado a participar pese a estar convocada para dos amistosos internacionales de este mes, citando “razones personales.”

La Federación de fútbol de Estados Unidos está llevando a cabo una serie de iniciativas en colaboración con el grupo de defensa LGBTI para celebrar el mes del orgullo Gay.

“A medida que el día culminante llega, los hombres y mujeres de los equipos nacionales de Estados Unidos llevarán en sus números el arco iris del orgullo gay durante los amistosos de junio”, declaró la federación.

Jaelene Hinkle, cristiana evangélica de 24 años, es defensa y juega en Carolina del Norte, y había sido convocada para jugar dos amistosos internacionales ante Suecia y Noruega este mes de junio. Aunque no ha hecho público de forma concreta si la celebración del orgullo gay por parte del equipo de fútbol de Estados Unidos durante este mes se relaciona con su retirada, Hinkle es una constante proclamadora de su fe en Jesús en las redes sociales.

En twitter luce en su frase de cabecera Colosenses 3:23, que dice: “Y todo lo que hacéis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres.” Y añade “Si vives buscando el aplauso de los demás, morirás de rechazo”. En 2015, transformó el logotipo del orgullo gay por la celebración LGTB de la decisión del Tribunal Supremo a favor de los matrimonios del mismo sexo en un mensaje del Evangelio en Instagram, compartiendo sus pensamientos sobre la decisión respondiendo a las frases de que “el amor había ganado” con este fallo del Supremo. “El amor ganó hace más de 2.000 años, cuando se hizo el mayor sacrificio de todos los tiempos para toda la humanidad”, con una imagen de una cruz blanca sobre un fondo rojo.

“Jesús no vino a salvar a los que ya creían en Él. Él vino para los perdidos, para que los hombres y las mujeres lo encontrasen y creyesen en Él. Creo con cada fibra de mi cuerpo que lo que fue escrito hace 2.000 años en la Biblia es indudablemente cierto. no es un libro de ficción. no es un escoger o elegir lo que quieres creer. O se cree, o no se cree. Este mundo puede cambiar, pero Cristo y su palabra permanecerán para siempre”, escribió .“Mi corazón es que como cristianos no comenzamos a lanzar un berrinche por lo que ha sido traído a la ley actual, pero que se convierten en mucho más que amor. Que a través de nuestro amor, los perdidos, rechazados, abandonados y encontrar a Cristo.”

Hinkle añadió que el arco iris, pese a su relación actual con el movimiento del orgullo gay, es un símbolo de la promesa de Dios a la humanidad. “El arco iris era un pacto entre Dios y toda su creación, de que nunca más el mundo será inundado y destruido como en tiempos de Noé. Es un recuerdo constante de que no importa qué tan corrupta esta sociedad se vuelva, Él nunca nos dejará ni nos abandonará. Gracias Señor por tu gracia asombrosa, incluso durante los momentos de prueba y confusión “, dijo.

Fuente:  Protestante Digital