nav
Sábado 09 de Diciembre de 2017

Nadador cristiano no le importa haber igualado récord de Michael Phelps

Caeleb Dressel dijo que no le importa las comparaciones hechas entre él y Phelps, pero que quiere seguir honrando a Dios a través de los deportes.

  • Deportes    
  • 8 ago 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

BUDAPEST, HUNGRÍA.- Caeleb Dressel hizo historia en los campeonatos mundiales de 2017, en Budapest (Hungría) dos veces. Sólo un día después de establecer un récord al convertirse en el primer nadador en ganar tres oro en una noche en una gran reunión internacional, el domingo, Dressel añadió su séptima medalla en la modalidad 4 x 100m ‘medley’.

En total, el estudiante de la Universidad de Florida de 20 años ganó tres oro individuales y formó parte de cuatro equipos ganadores, conquistando oro, también en todas ellas.

Lado al lado con Michael Phelps

Fue comparado con el legendario Michael Phelps por el hecho de que ambos eran los únicos nadadores que conquistaron siete medallas de oro en campeonatos mundiales. Phelps lo hizo en Melbourne en 2007 como un preludio para su récord siguiente de ocho oros al año siguiente en las Olimpiadas de Pekín.

“Estoy muy cansado, pero usted sabe, fue una buena temporada, un buen año, y participar en un gran evento de siete días como éste, es un sentimiento muy bueno”, dijo después de la medalla final.

Cuando se le preguntó sobre la comparación inevitable con Phelps, él dijo al Washington Post: “No sé si realmente estoy de acuerdo con esa comparación, pero sé que sucederá. No creo que eso ejerza presión sobre lo que amo, ahora y en el futuro”.

Phelps felicitó a Dressel con una publicación en Instagram, diciendo: “¡Este chico está en llamas!”.

Inspiración en la Palabra de Dios

Caeleb Dressel hizo su debut olímpico el año pasado en Río, ganando una medalla de oro como parte del equipo de relanzamiento del estilo masculino masculino de 4 x 100 metros de Estados Unidos, al lado de Michael Phelps.

Dressel generalmente lleva alguna referencia de pasaje bíblico en su cara. La referencia cambia en cada competición, pero la favorita para él es la de Isaías 40:31: “Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”.

Este verso fue la inspiración para que Dressel tatuara un gran águila en su hombro izquierdo. “Es la razón por la cual estoy en el deporte, no sólo por marcar los tiempos más rápidos, sino por inspirar a la gente y mostrarles dónde encuentro mi felicidad con lo que Dios me ha dado”, dijo Dressel en una entrevista el año pasado.

“Colocando toda la confianza en Dios”

Dressel estuvo fuera de las piscinas durante un tiempo y admitió que vivía batallas contra algunos “demonios mentales” durante ese período, pero Dios lo ayudó en esta difícil caminata. La victoria sobre tantos conflictos internos también sirvió para renovar su fe en Cristo.

“Saliendo de eso, empecé a nadar de nuevo y realmente pasé a confiar en Dios, sabiendo que él se encargaría de todo para mí“, dijo Dressel al sitio Baptista Press. El nadador americano recordó que él “realmente aprendió mucho”, superando ese tiempo de batallas en su vida.

“Yo realmente aprendí a ver la luz al final del túnel y confiar en lo que Dios está haciendo, sea un punto difícil en su vida o un pináculo superior en su vida. Acabe de pausas y realmente confíe en lo que Él está haciendo”, destacó.

“La natación es parte de mi vida y no me imagino haciendo otra cosa, eso es lo que debería hacer, Dios me dio ese talento y yo lo haré por él”, añadió.

Dressel fue creado en un hogar cristiano y entrena en la Universidad de Florida, donde frecuenta la Iglesia de Cristo, que se encuentra en el Campus, en Gainesville.

[ Fuente: Evangelical Focus]