nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Ganadora del premio Pulitzer asegura: “La Biblia es el libro más influyente de la literatura”

“La Biblia no sólo es un texto sagrado de la literatura, sino también su texto entre lo sagrado, no sólo es un “libro de libros”, sino el libro de los libros”, cita Robinson

  • Libros    
  • 3 ene 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Marilynne Robinson, quien ganó el premio Pulitzer en el 2006 por la novela “Gilead”, publicó la Biblia es el libro más influyente de la literatura en la edición del día de Navidad del New York Times, quien cedió el espacio para escribir una reseña de un libro, publica el diario Stl Today.

Los argumentos de Robinson, son una lectura obligada para cualquier persona interesada en el arte y la literatura de forma consciente o que no tenga visiones bíblicas de la vida y la realidad, porque es “el más profundo impulso de nuestra literatura”, dice la escritora porque “al reflexionar sobre los textos como la Divina Comedia de Dante, Paraíso perdido de Milton y Moby Dick de Melville, todas estas obras reflejan conocimiento sobre las Sagradas Escrituras.

Robinson, argumenta su teoría en la “intertextualidad”, que es el significado derivado de un solo libro depende de la comprensión de un lector de todos los otros libros que ha leído. Así que los lectores deducen el significado de un texto determinado sobre la base de todo el catálogo de lo que han leído y experimentado, tiene sentido que la Biblia, un best-seller consistente, se relacione con muchos textos, ya que según se ha informado, es estudiada y leída más de cualquier otro libro.

Cada una de estas obras refleja un profundo conocimiento de la Escritura y la tradición por parte del escritor, el tipo de conocimiento que sólo se encuentra entre aquellos que los toman lo suficientemente en serio para investigar las cuestiones más profundas en sus términos.

Estos textos no son alegorías, porque en cada caso el autor ha planteado un problema dentro de un universo de pensamiento que es totalmente abierto a sus preguntas una vez que sus condiciones se cumplen.

Aquí el uso de la alusión bíblica no es el simbolismo o la metáfora, que son técnicas retóricas para enriquecer la narración, cuyo principal interés no en mayor son las resonancias de la Biblia. De hecho, estos textos se asemejan a grandes diálogos socráticos, en que cada empresa supone que el significado de hecho puede ser abordado dentro de las limitaciones de la forma y en su idioma, mientras que el significado de ser descubierto a través de este argumento no puede presuponerse. Como pinturas, que hacen que signifique belleza.

La Biblia ocupa un papel tan centrado en la elaboración de significado, ya que haya sido leído por muchos, su ubicuidad maravillosa por lo que es “el modelo y objeto de más arte y el pensamiento de aquellos de nosotros que viven dentro de su influencia…”.

Y así es como la Biblia se hace y se rehace en la cultura, una y otra vez. Tal vez significa que la Biblia no sólo es un texto sagrado de la literatura, sino también su texto entre lo sagrado, no sólo es un “libro de libros”, sino un libro de los libros, cita Robinson quien es además es una erudita y presbiteriana calvinista.