nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Piden que se deje de vender la Biblia en Australia

Al prohibirse el juego Grand Theft Auto V, catalogado enfermizo, las personas han pedido que se deje de vender la Biblia porque esta enseña cómo a una mujer se le prendió fuego por tener sexo

  • Libros    
  • 8 dic 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Dos cadenas de tiendas australianas han dejado ya de vender Grand Theft Auto V, siguiendo una petición en Change.org en la que la retirada se justifica por el tratamiento que recibe la mujer en el juego.

La respuesta no se ha hecho esperar, y ahora una petición pide la retirada de La Biblia, exactamente por los mismos motivos. Esta petición utiliza exactamente el mismo texto y la misma argumentación que la petición que ha retirado Grand Theft Auto V, simplemente adaptando los ejemplos a los encontrados en las Sagradas Escrituras.

La petición original califica a Grand Theft Auto V, un “juego enfermizo que anima a los jugadores a cometer violencia sexual y matar a las mujeres”, algo que la nueva hace únicamente sustituyendo “juego” por “libro”. Os dejamos con una pequeña comparativa de ambas peticiones.

Es un juego que anima a los jugadores a asesinar a las mujeres por entretenimiento. El incentivo es para cometer actos de violencia sexual contra las mujeres, y luego abusar o matarlas para continuar o conseguir “salud”.

Se trata de Grand Theft Auto 5. Este juego permite que después de varios actos sexuales, los jugadores tengan opciones para matar a las mujeres dejándolas inconscientes, con un machete, bate o armas para recuperar su dinero.

Por favor, Target – le pedimos, como mujeres sobrevivientes de violencia, incluidas las mujeres que habían sufrido violencia en la industria del sexo, que retire inmediatamente Grand Theft Auto V de la venta.

Uno de los muchos clips de fans en YouTube muestra a una mujer descuidada, ser atropellada, cómo le prendieron fuego y, sin dejar de gritar, ser repetidamente disparada.

Este juego misógino, literalmente, se convierte en un juego de golpear, matar y ejercer horrible violencia contra las mujeres. También vincula la excitación sexual y la violencia.

Al prohibirse este juego, las personas han pedido que se deje de vender la Biblia porque esta enseña cómo a una mujer se le prendió fuego por tener sexo: “Y la hija de un sacerdote, si se profana como ramera, a su padre profana; en el fuego será quemada.” (Levítico 21: 9).