nav
Miércoles 22 de Noviembre de 2017

Concluye primer Curso Básico de Capellanía Carcelaria Evangélica en Cuba

La capacitación contó con una participación de 55 capellanes, formados por pastores y misioneros laicos. El objetivo del seminario es predicar el Evangelio de Jesús a uno de los sectores sociales más necesitados de esperanza.

  • Ministerios    
  • 3 nov 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Gracias a la apertura de las autoridades cubanas en permitir el acceso y realizar cultos dentro de las cárceles. La Pastoral de Capellanía del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), ayer concluyó una primera etapa de formación de líderes de distintas iglesias que se ocupan de esta labor, que empezó el día 18 y finalizó l 27 del mes de octubre.

La capacitación contó con una participación de 55 capellanes, formados por pastores y misioneros laicos de la región oriental del país y una amplia representación de denominaciones eclesiales.

A esta primera etapa se le conoció como el primer Curso Básico de Capellanía Carcelaria Evangélica, en las ciudades de Camagüey, Bayamo y Holguín.

El objetivo del seminario es predicar el Evangelio de Jesús a uno de los sectores sociales más necesitados de esperanza. El curso contó con el respaldo del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) y el Seminario Evangélico de Teología (SET), de Matanzas, el cual pretende agregar excelencia académica.

Los Cursos Básicos de Capellanía Evangélica contienen: formación espiritual, consejería pastoral, criminología, resolución de conflictos, familia, liturgia, violencia y adicciones, etc.

Estos cursos se extenderán a todo el país con el propósito de llegar a entrenar a 300 capellanes.
“Constituye un signo de unidad cristiana en el servicio”, dijo el reverendo y pastor bautista Francisco (Paco) Rodés, quien está al frente de esta pastoral del CIC.

“Juan Wesley hacía una provocadora sentencia: La renovación de la Iglesia comienza en la prisión. Solo la Iglesia que se interesa en los presos y los marginados de la sociedad está en el camino de ser auténtica seguidora del Maestro, en tanto Jesús dijo: ‘estuve en la cárcel y vinisteis a mí’, resaltó Rodés.