Película: “The Butler”, biografía de un mayordomo cristiano lidera taquilla y es candidata al Oscar

Durante casi 60 años, Allen Eugene fue un fiel miembro de la Primera Iglesia Bautista de Washington, que sirvió como diácono. Fue visto por todos como un hombre de gran fe y humildad.

  • Películas    
  • 28 ago 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Eugene Allen, podría ser un nombre desconocido en la historia. Sin embargo, fue un mayordomo negro que sirvió durante 34 años en la Casa Blanca, vivió muy de cerca con ocho presidentes diferentes, sin duda tiene muchas historias que contar.

Sin embargo, en “The Butler”, también se debate sobre las relaciones raciales en EE.UU. Desde los tiempos de Harry Truman en 1950, cuando los negros seguían sufriendo segregación, con respecto a Barack Obama, el primer presidente negro, este ha sido un testigo privilegiado de los acontecimientos más importantes de la historia.

Nacido en 1919, Allen vio a su padre ser asesinado por ser negro. El mayordomo, tuvo una vida personal sufrida y murió en el 2010. Su biografía ha sido adaptada al cine en la película “The Butler” [Mayordomo], que por tres semanas se ha posicionado en el primer lugar en la taquilla. El éxito inmediato se confirma por el hecho de que ya está siendo considerada como la principal película candidata para los Oscar 2014.

Dirigida por Lee Daniels, “The Butler” ha sido aclamada por los críticos como una obra que no solo resume la lucha de los negros en EEUU sino que describe fielmente los cambios transcendentales en la historia estadounidense, incluyendo la guerra de Vietnam.

De hecho, tal como vaticinó la prensa especializada, “The Butler” superó en las taquillas la película de acción “Kick-Ass 2″, y el filme, que contó con un presupuesto de 30 millones de dólares.

La película también cuenta con la estelar participación de Robin Williams en el papel del presidente Dwight D. Eisenhower; James Marsden, en el papel de John F. Kennedy; Liev Schreiber, como Lyndon B. Johnson; John Cusack, como Richard M. Nixon, y Alan Rickman, como Ronald Reagan.

El elenco incluye a la cantante Mariah Carey, en el papel de la madre del mayordomo; y a los actores Jane Fonda -en el papel de Nancy Reagan-, Cuba Gooding Jr., Terrence Howard, David Oyelowo, Lenny Kravitz, Melissa Leo y Vanessa Redgrave.

Lo que llega a las pantallas, sin embargo, no es un relato biográfico completo del nieto de esclavos que se convirtió en el jefe del gabinete de la Casa Blanca. Aunque se trata de una política de clase de historia real, se suprimió otro aspecto importante de la vida de Allen.

Durante casi 60 años, Allen Eugene, fue un fiel miembro de la Primera Iglesia Bautista de Washington, que sirvió como diácono. Fue visto por todos como un hombre de gran fe y humildad. Los obreros de la iglesia predominantemente negros que convivieron con él, lo describen como un “pacificador”. Él estaba dedicado a darle la bienvenida todos los domingos a las personas que llegaban al culto, se arremangó la camisa y ayudó en la cocina cuando tenían cenas especiales.

El pastor Robert Hood, que convivió con Allen dijo: “No sólo era un sirviente de la Casa Blanca … también estaba trabajando en la obra del Señor”.

Pero la película es sólo un enfoque político, que muestra los duros tiempos de la segregación racial, a través de la lucha por los derechos civiles de los negros y recordar el gobierno de los ocho presidentes.

El director Lee Daniels, que se crio en una familia evangélica, dijo que era importante que la película incluyera elementos religiosos. Él dijo que él luchó para incluir una escena que mostrara al mayordomo en una cena en la iglesia, donde un coro canta un himno. “No se puede contar una historia sobre el movimiento de derechos civiles sin la música góspel y los pastores negros”, dijo. “Eso es imposible”.

La película termina siendo atractiva para los cristianos, ya que muestra un mensaje positivo de alguien que comparte su fe, pero está lejos de ser una película “evangélica”. Por lo tanto, los grupos cristianos se preguntan por qué el estudio que produjo la película, suprime en gran medida la importancia de la fe de Allen. Es posible para no darle la impresión de ser una película meramente cristiana.

Cabe destacar que Obama, admitió haber llorado al ver la película: “Saben, vi ‘The Butler’ y lloré”, dijo el presidente de los EE. UU. a los presentadores radiales Tom Joyner y Sybil Wilkes en una entrevista divulgada este martes, un día antes de que el mandatario ofrezca un discurso por el aniversario número 50 de la ‘Marcha de Washington’ durante el movimiento de derechos civiles.

“Lloré pensando no sólo en los mayordomos que han trabajado aquí en la Casa Blanca, sino por una generación entera de personas talentosas y hábiles que debido a las leyes de segregación, debido a la discriminación, tenían límites respecto a cuán lejos podían llegar”, declaró.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Religion News y Washington Post