Jesús y el diablo son la misma persona en la nueva película de Hollywood

Si bien es cierto que la película es una ficción basada en los 40 días de ayuno y oración que Jesús pasó en el desierto, lo que sobresalió más es que el actor Ewan McGregor interpretará a Jesús y al diablo dando a entender que ambos son la misma persona.

  • Películas    
  • 11 dic 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

ENTRETAINMENT WEEKLY.- Siempre que Hollywood hace una película sobre un tema bíblico, hay un gran potencial para la controversia. En los últimos años, algunas películas con temas cristianos fueron éxito de taquilla, renovando el interés de los estudios por esta temática.

Sin embargo, la película de “Noah” –Noé– fue fuertemente criticada por su errada narrativa bíblica pues la historia estaba lejos de la original.

La próxima película a estrenarse es Exodus y podría seguir con la misma tónica, a juzgar por el público de varios países que ya vio la película.

La conocida revista Entretainment Weekly anunció que la película “Last days in the desert” -Los últimos días en el desierto-ya ha sido terminada, sin embargo, el filme ya presenta una polémica incluso antes de su debut porque la película el choque entre un hombre santo y demonios.

Si bien es cierto que la película es una ficción basada en los 40 días de ayuno y oración que Jesús pasó en el desierto, lo que sobresalió más es que el actor Ewan McGregor interpretará a Jesús y al diablo dando a entender que ambos son la misma persona.

Según la revista, el guion muestra el carácter de Yeshua (Jesús en hebreo) que es tentado en el desierto.

“Se puede ver al demonio como el diablo y la otra cara como Yeshua, tal vez una manifestación física de sus preguntas”, dijo McGregor a Entertainment Weekly. “Él está intentando insinuar que su padre no lo amaba y que él no está interesado en su lucha interior”.

Durante esos días en el desierto, Yeshua encuentra una familia que está viviendo sus propios conflictos entre padre e hijo. Tye Sheridan (Mud) interpreta a un chico que quiere dejar el ambiente del desierto desolado y viajar a Jerusalén para tener una vida mejor. Su Padre (Ciarán Hinds), insiste en que debe estar cerca de casa.

Interpretar Cristo y al diablo dejó a McGregor intimidado al principio, pero él dice que trató de centrarse en la “dualidad” de Jesús y centrarse más en los “aspectos humanos de su carácter”. El actor dice que él pensó: “Él es un hombre que está luchando para comunicarse con el padre”.

“Yo no estaba jugando a Jesús, sino un hombre que está tratando de comunicarse con su padre, que pasa a ser Dios”, insiste. “Traté de imaginar cómo es hombre para un orden paterno que iba a morir por los pecados de los demás… La película es realmente acerca de la relación entre los padres y sus hijos”.

Se espera supuestamente que la audiencia entienda esta diferencia y no vea la película como una ofensa a sus creencias religiosas individuales.

El guion, en principio, es una ficción que no está destinada a ser literal, pero el uso de un conocido pasaje de la Biblia y el nombre del personaje principal podría confundir a los que van al cine y no están familiarizados con el relato inicial.