Cuarto de Guerra es elogiada por ser una película cristiana que superó expectativas

“Se supone que esas cosas no pasan”, dijo Rich Peluso, vicepresidente senior de AFFIRM Films de Sony, que produjo “War Room” con Provident Films. “Podría falsear las cosas y decirte lo inteligentes que somos y cómo anticipamos esto, pero no, todos estamos sorprendidos”.

  • Películas    
  • 11 sep 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

LOS ANGELES (AP) — “War Room”, un drama cristiano para toda la familia, ha demostrado ser una película taquillera. Después de que “War Room” (“Cuarto de guerra”) casi supera a la película de raperos “Straight Outta Compton” en su fin de semana de estreno, superó las expectativas en su segunda semana en los cines y alcanzó el primer puesto el fin de semana largo por el feriado del Día del Trabajo en Estados Unidos (7 de septiembre).

Su mejor día tampoco fue el lunes, Día del Trabajo, 11 días después de su estreno.

“Se supone que esas cosas no pasan”, dijo Rich Peluso, vicepresidente senior de AFFIRM Films de Sony, que produjo “War Room” con Provident Films. “Podría falsear las cosas y decirte lo inteligentes que somos y cómo anticipamos esto, pero no, todos estamos sorprendidos”.

Este es el más reciente éxito para los cineastas y hermanos cristianos Alex y Stephen Kendrick, cuya película de 2008 “Fireproof” (“A prueba de fuego”) facturó más de 33 millones de dólares tras haberse realizado con 500.000 dólares y “Courageous” (“Reto de valientes”) de 2011, que recaudó 34,5 millones con un presupuesto de 2 millones.

“War Room” está bastante cerca de superarlas a ambas.

Para el martes 8, “War Room”, que costó 3,5 millones de dólares, había recaudado 28,7 millones.

A nivel internacional la película tiene cifras récord en México, Australia y Nueva Zelanda, y pronto se estrenará en Canadá y Sudáfrica. Sus planes también incluyen promoción más masiva como la transmisión de la canción de la cinta, “Warrior”, en estaciones de radio cristianas y con la publicación de testimonios de admiradores en las redes sociales.

Muchos la han visto varias veces y regresan al cine con familiares y amigos, dijo Peluso. Cuando la película estuvo a punto de superar a “Compton” en Estados Unidos, hubo un esfuerzo coordinado entre AFFIRM y líderes religiosos para atraer a la gente y hacer que llegara al primer puesto por venta de boletos.

“Es una gran historia de una película que realmente llenó un hueco en el mercado, con el mensaje de que el público realmente puede apoyar”, dijo Paul Dergarabedian, principal analista de medios para la firma especializada en venta de boletos Rentrak.

“Hay una gran cantidad de estadounidenses que no van al cine, los han decepcionado muchas veces”, dijo Stephen Kendrick. “A los cristianos les encantan las buenas películas, pero muchas veces ridiculizan su fe o se burlan de ellos… Alex y yo tratamos de hacer el tipo de películas que queremos ver”.

La percepción de que las películas religiosas exitosas parecen venir de la nada viene del hecho de que son muy difíciles de rastrear adecuadamente. Días antes del estreno de una película la mayoría de los estudios tienen una idea bastante clara de cómo se desempeñará en su primer fin de semana. Los públicos religiosos suelen ser más esquivos que los mercados tradicionales.

“Los rastreos son muy buenos para observar a la gente que suele ir al cine y cuáles son sus intereses. Con las películas sobre la fe, tenemos clientes poco frecuentes en el cine”, dijo Peluso.

Para generar expectativas sobre “War Room”, todos los involucrados dependieron de técnicas de mercadotecnia tradicional que funcionaron con otras películas cristianas, incluyendo su vieja relación con líderes religiosos en todo el país. Un esfuerzo involucró organizar una noche gratis para los pastores y sus esposas para que vieran toda la película y pudieran elegir si la apoyaban o no.

Peluso y Kendrick atribuyen sus éxitos a las oraciones

“Hemos aprendido que si oras antes el resultado es mucho mejor”, dijo Kendrick, quien es un ministro ordenado y miembro de la Iglesia Bautista Sherwood en Albany, Georgia, donde él y su hermano crean videos para apoyar las necesidades de su ministerio.

“Hemos orado por la película entera, de principio a fin. Y ahora vemos lo que ha pasado, aunque no haya estrellas de Hollywood en la cinta y Alex y yo seamos desconocidos. No vivimos en Hollywood. No estudiamos cine, pero hemos orado y orado para que Dios use esta película para inspirar a la gente a comenzar a orar”.

Su estrategia ahora es mantener la atención a medida que la película llega a más mercados. “War Room” se podrá ver en 115 pantallas más este fin de semana y seguirá expandiéndose.

Pero aunque el éxito financiero de la cinta llama la atención y ayuda a llevarla a un público más amplio, para Kendrick el dinero no es lo importante.

“No hacemos películas para ganar premios y hacer dinero tampoco es la prioridad”, dijo. “Somos ministros y nuestra meta es inspirar a la gente con un mensaje de fe, esperanza y amor que esperamos que los lleve a una mejor relación con Dios”.

Fuente: AP