nav
Sábado 29 de Abril de 2017

95% cristianos no verán “La Bella y la Bestia” por escena gay

La encuesta también reveló que el 94% de los consumidores cristianos son menos propensos a gastar su dinero en cualquier producción de Disney en general, debido a la inclusión de este personaje homosexual.

  • Películas    
  • 22 mar 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Una encuesta realizada por Faith Driven Consumer (FDC), una organización que monitorea el comportamiento del público religioso, reveló que la mayoría de la gente cuya fe influye en sus decisiones son menos propensos a ver la nueva versión de “La Bella y la Bestia” de Disney, debido a la inclusión de un personaje gay en una película para niños.

La presencia de una escena homosexual entre el villano Gastón y su ayudante LeFou era una decisión del director Bill Condon.

No es parte de la historia en que se basa la película o la versión animada estrenada en 1993.

En una entrevista reciente, Condon dijo “que era algo bueno tener un tiempo exclusivamente gay en una película de Disney”. De acuerdo con la encuesta de FDC, publicado por Christian Headlines, centrado en el público americano, el 95% de los cristianos, que a menudo van al cine no se sienten a gusto por la nueva producción de Disney por creer que hace una apología al estilo de la vida Gay.

La encuesta también reveló que el 94% de los consumidores cristianos son menos propensos a gastar su dinero en cualquier producción de Disney en general, debido a la inclusión de este personaje homosexual.

Los EE.UU. no es el único lugar donde se han hecho boicots, incluyendo las salas de cine. Debido a que es una película con PG, dirigida a niños, Malasia la prohibió y por eso se muestra la versión de Disney editada, es decir eliminada la polémica escena.

En Rusia, los diputados pidieron que fuera censurada la película por el gobierno, ya que viola la ley que prohíbe que sean expuestas escenas de homosexualidad a los niños.

La película fue lanzada el pasado 16 en Brasil, en su versión original, sin cortes y sin censura. Algunos líderes políticos – como el diputado Victorio Galli y religiosos – como el pastor Silas Malafaia, están pidiendo el boicot no sólo a la producción, sino también a Disney.