nav
Jueves 03 de Septiembre de 2015

Utilizan el nombre de Dios y del Diablo para vender automóviles en el Super Bowl

Durante el Super Bowl, el nombre de Dios es utilizado para vender una camioneta de la marca Dodge mientras que la marca Mercedes-Benz se vale del Diablo para promocionar su nuevo automóvil CLA.Vea los videos aquí.

  • Televisión    
  • 11 feb 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los anuncios de nuevos automóviles están casi siempre a la vanguardia de la publicidad. Millones de dólares son invertidos año con año por los fabricantes para revelar una nueva versión de un vehículo.

Durante el Super Bowl, el programa más visto de la televisión en los EE.UU., muchas de estas campañas se ponen a prueba con el público. Es común que las empresas de publicidad que hacen las evaluaciones quieren saber si le gustó o disgustó un anuncio presentado.

El comercial de la marca de automóvil de Dodge, del Grupo Chrysler, tomó la frase: “Dios hizo al agricultor”, haciendo énfasis en los valores fundamentales de una cosmovisión cristiana, como la fe, la familia y el trabajo.

Alex McFarland, quien es director del Centro para la Cosmovisión Cristiana y Apologética de la Universidad del Norte en Greenville y analista de medios, dijo que el anuncio de dos minutos de la Dodge Ram, le provocó felicidad, porque utilizó un fragmento del fallecido locutor de radio Paul Harvey, quien habló una vez sobre el trabajo duro y los retos que enfrentan los agricultores y ganaderos cada día.

El texto comienza diciendo: “Y en el octavo día, Dios miró desde los cielos y dijo: ‘Necesito un cuidador.

Así que Dios hizo un agricultor. Dios dijo: “Necesito a alguien dispuesto a levantarse antes del amanecer, y ordeñe las vacas, trabajé todo el día en el campo, cuidando a las vacas una vez más, la cena y luego vaya a la ciudad, y vaya tarde a una reunión de la junta de la escuela. Así que Dios hizo un agricultor”.

La otra propuesta, es un anuncio de la marca Mercedes-Benz, que busca vender un nuevo modelo conocido “CLA”. Durante una serie de 30 segundos se muestran los anuncios durante dos semanas. Siempre con un aire de misterio, una nube negra llega a un restaurante y pone a reproducir la canción: “Sympathy for the Devil” (Simpatía por el Diablo) del grupo los Rolling Stones.

Luego aparece el actor Willem Dafoe, encarnando al Diablo quien le hace una oferta a un hombre que está en una mesa del restaurante y que ha visto el anuncio. Dafoe, le da una pluma, para que firme un contrato a cambio de su alma y el hombre podrá obtener todo lo que quiere.

El supuesto Diablo, le muestra al hombre lo que puede desea así que este comienza a imaginarse que está caminando con la modelo Kate Upton, bailando con el rapero Usher, mujeres siguiéndolo, apareciendo en las revistas más famosas y por supuesto, conduciendo un Mercedes CLA.

Sin embargo, cuando el hombre se encuentra en el dilema de sucumbir si o no a la tentación y firmar el contrato se muestra que el automóvil está a un precio “bajo” y al consumidor le resulta mucho más fácil y más barato adquirirlo y darse el lujo que deseaba así que no firma.

Curiosamente, los dos tienen el mismo producto comercial, un vehículo de transporte, pero hay conceptos detrás espiritualmente antagónicos.

Por un lado, la dura vida, tomada en relación con Dios, la gratitud a la hora de comer, la valoración de la familia se traduce en un concepto de felicidad y plenitud. Por otro lado, la vida fácil, las mujeres, la fama y el poder. Todo a cambio del alma. Pudo haber pasado desapercibido para mucha gente, pero los comerciales reflejan con exactitud la realidad de cómo elegir vivir.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Gospel Prime