nav
Jueves 21 de Junio de 2018

Novela “Apocalipsis”, presenta a Anticristo convertido en la bestia que invade Jerusalén

La novela bíblica entra en la fase final con tres años y medio de guerra de la Gran Tribulación

  • Televisión    
  • 25 abr 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRASIL.- La novela “Apocalipsis”, de la red Record, fue objeto de muchas críticas por haber colocado la figura del Falso Profeta muy cerca del Papa. Sin embargo, en líneas generales, la audiencia se ha mantenido estable, lo que es admirable para un tema con el que la mayoría de las personas no están acostumbradas.

La novela entra en su fase final, con la figura de Ricardo Montana (Sérgio Marone) sufriendo un atentado, curiosamente retratado de modo parecido a la muerte del presidente John F.

Kennedy. Alcanzado en la cabeza y en el pecho por tiros, él muere, o finge morir. En ese momento la figura de Satanás surge en escena, apoderándose tanto de él y de Stefano Nicolazi (Flávio Galvão), líder mundial de la Iglesia de la Sagrada Luz.

En el día del funeral – tres días después de la muerte – evento transmitido a todo el mundo por la televisión, Ricardo resucita, pasando de Anticristo a la condición de “bestia”, citada en el Apocalipsis de Juan. Stefano es definitivamente el Falso Profeta, que proclama a Ricardo como un ‘dios’ y comienza a hacer grandes señales, invocando “fuego del cielo”. La gente comienza su veneración como parte de una religión única mundial, donde todos los libros sagrados están prohibidos (especialmente la Biblia).

Ricardo, el ‘dios vivo’, comienza ahora a forzar a la gente a usar una señal de lealtad a él, la marca de la bestia, retratada como un tatuaje electrónico. A través de hologramas, Ricardo discursa para el mundo. Él se declara un dios y es ovacionado por todas las naciones, menos Israel.

Con el apoyo de Stefano, el villano esparcirá ideales de dominio de la fe y se reunirá con el presidente de Estados Unidos. Jerusalén, sin embargo, negará el acuerdo y entrará en la mira. Los cuatro caballeros descritos en el último libro de la Biblia entran en escena, mientras el mundo se sumerge en un escenario de guerra sin retorno. El hambre y la muerte se extienden por el mundo.

El villano ordena una invasión a Jerusalén y en las próximas semanas se sienta en el Tercer Templo, erigido por órdenes suya en la capital de Israel. La producción bíblica mostrará en las próximas semanas cómo serán tres años y medio de guerra de la Gran Tribulación, siguiendo una interpretación de las profecías conocida como dispensacionalismo.