nav
Viernes 17 de Noviembre de 2017

¿Es manipulado como pastor por gente que aporta más dinero que otros?

Lo podemos ver en gente adinerada que ejerce influencia e impone su ideas y en pastores que se sienten condicionados y temerosos de perder a estos “importantes” miembros.

  • Iglesia    
  • 8 feb 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Por Jaime Lazaro
Tal parece que cuanto mas dinero tienes, mas vales. Eso dicta la sociedad… y la Iglesia se lo ha creido. Lo podemos ver en gente adinerada que ejerce influencia e impone su ideas y en pastores que se sienten condicionados y temerosos de perder a estos “importantes” miembros.

El doctor Juan Martinez, Director Hispano del Seminario Teologico Fuller, considera que vivimos en una sociedad que alaba al capital, que mide el exito y la bendicion de Dios, por la cantidad de dinero que se tiene.

“Ahi es donde comienza nuestro problema”, nos dice, “porque le hemos dado poder al capital, al dinero”.

El doctor Martinez responde (con limitaciones por el espacio) a las preguntas que El Inter le hizo en una entrevista exclusiva:

Se han visto casos en que algunos miembros de la iglesia por realizar significativos aportes financieros, se creen “dueños” de la congregacion ¿Que piensa usted de eso?

En muchas de nuestras iglesias, encontramos hermanos que hacen muy buenos aportes, por la posicion economica que tienen. A veces son personas que estan comprometidas con el Señor; a veces, son personas que siendo humanas, caen en la trampa de creer que porque pueden dar mas que otros, deben de tener un cierto nivel de influencia.

Y si no lo tienen, no dan. Es una complejidad, porque alabamos el dinero. Creemos que ganar dinero es señal de la bendicion de Dios.

¿Acaso no todo el dinero viene de Dios?

Yo creo que la problematica es tener esa perspectiva. El dinero es una produccion de la realidad humana, no es algo del cielo.

Entonces ¿La prosperidad no es sinonimo de una buena vida espiritual?

La Biblia ya lo aclaro hace mucho tiempo. Nos gusta creer eso porque suena bonito, y queremos tener. Y la Biblia legitimamente nos dice que es correcto tener lo necesario. El problema es que medimos lo necesario no por lo que dice la Biblia, sino por lo que dice la sociedad. Seamos claros, muchas de las personas mas ricas del mundo, han ganado su dinero deshonestamente. Y tenemos muchos cristianos a traves del mundo que se estan muriendo de hambre. Entonces, si comenzamos a usar esa equivalencia, de que tener dinero es automaticamente bendicion de Dios, caemos en la trampa de condenar a muchos de nuestros hermanos y de bendecir a gente injusta.

¿Usted ha sabido de algunas personas que manipulan a sus pastores porque aportan mas dinero que otros?

Lo que viene pasando es que no es una manipulacion obvia. Mas bien es una situacion donde la persona adinerada, si dice “Estoy a favor de esto, de aquello”, su opinion es la que cuenta. La parte mas complicada, es que el pastor pierde la capacidad de ser pastor de esta persona, en el sentido de poder ayudarle a crecer.

¿Porque el pastor lo esta midiendo en base del dinero que aporta?

El pastor o lo esta midiendo, diciendo “Si es bendicion para la iglesia, entonces callemos la boca”, o le comienza a dar miedo y “¿que si le digo algo y el hermanito o hermanita se va de la iglesia?”. Viene a ser una situacion muy compleja. Recuerdo en mi propia vida. Fui un pastor joven de 23 años en el centro de California, en una iglesia donde habia una persona que daba la mitad del presupuesto. Como el vendia autos, me ofrecio uno. Le tuve que decir que no. Si yo recibia ese regalo, se me iba a hacer dificil desarrollar mi trabajo. El hermano tiene medios; yo tengo necesidad, parece la combinacion perfecta. Pero como lider, quedo coaccionado por ese regalo bien intencionado al no poder tomar mi posicion.

¿Cree que es una posición correcta para una pastor en una situación similar?

No hay una sola respuesta. Vivimos en un mundo complejo. Uno quisiera decir “nunca recibas nada personal de los miembros”, pero el asunto es mucho mas complejo. Yo en mi propia situacion, en ese momento, tuve que decir no. Creo que hice lo correcto. Yo creo que la problematica es que el corazon es engañoso.

¿Cual deberia ser la actitud correcta del que da como del que recibe?

Como persona que Dios me ha bendecido economicamente necesito ser sabio. Buscar ministerios con integridad de vision, pero también con sistemas administrativos, donde se que el dinero se esta usando para lo que se esta dando. Y luego darlo sin poner trabas. Aqui esta, sin condiciones, para la iglesia, para la radio, etc. Y yo como pastor especialmente, necesito tambien desarrollar cierta integridad en cuanto a la busqueda de fondos. Porque muchas veces oigo a los pastores decir “Quiero ovejas muy gorditas porque dan mucha lana”. Debo tener mucho cuidado con eso. Yo como pastor, quiero que mis hermanos tengan exito. Que el Señor los bendiga, que puedan levantarse, que puedan sostener a sus familias, pero que tambien sean buenos mayordomos.

¿Que puede compartir a un pastor que se siente condicionado o manipulado?

Si la manipulacion es obvia, tal vez es tiempo de cortar y decir: “Mire hermano, muchas gracias por sus regalos, pero por que no se los da a alguien mas”. Eso va a doler. Si hay una madurez, tal vez hay que hablar mas sobre mayordomia. Y hablar con la persona, de tal forma que no exista ese condicionamiento. Primero, todo es de Dios. Segundo, vamos a poner mecanismos para que el que da, se sienta comodo porque se va a usar para bien.

¿Cual es el beneficio de la iglesia cuando toma en cuenta estos consejos?

Creo que los beneficios son muchos. Van a ser mejores hombres o mujeres de negocios, porque van a buscar hacer las cosas de una forma que no solo sea de beneficio propio, sino de inversion y beneficio a la comunidad. En su negocio no solo estaran buscando “como gano”, sino “como apoyo”. Entonces en la medida que estamos enseñando la mayordomia, veran que el 100 por ciento es de Dios, no el 10 por ciento. La persona empieza a ver el dinero, como algo que no solamente le va a producir renta, sino que es un medio de bendicion.

* El doctor Juan Martinez es Director del Departamento Hispano de Seminario Teologico Fuller, autor de libros, Pastor y Presidente de la Fraternidad Teologica Latinoamericana – Capítulo Los Angeles.

Periodico El Inter