nav
Miércoles 18 de Octubre de 2017

Perecen ahogados pastor nicaragüense y su esposa y aún siguen desaparecidos misioneros estadounidenses

Murieron ahogados en el Gran Lago de Nicaragua, al zozobrar la lancha donde retornaban de Isla Grande, donde participaron en una vigilia de oración.

  • Iglesia    
  • 6 abr 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un pastor evangélico y su esposa murieron ahogados en el Gran Lago de Nicaragua, al zozobrar la lancha donde retornaban de Isla Grande, donde participaron en una vigilia de oración, mientras aún permanecen desaparecidos dos misioneros estadounidenses que viajaban con ellos.

El pastor Saturnino Castillo Torres, 47 años, y su esposa Elida Duarte, de la iglesia Fraternidad de las Asambleas de Dios, habían asistido el domingo a un acto religioso con sus tres hijos, un sobrino, los pastores estadounidenses Bert Alexander y Jack Logan y el traductor Cairo Fariñas, con quienes regresaban en la lancha siniestrada.

Tras los primeros avisos de la tragedia lanzados por pescadores de Puerto Díaz, a 20 kilómetros de Juigalpa, los socorristas de la Cruz Roja y elementos del Ejército, iniciaron la búsqueda, logrando rescatar con vida a los jóvenes y al traductor, recién el martes, pero hasta el momento los misioneros continúan desaparecidos.

Según Carlos Gutiérrez, de 17 años, el conductor de la lancha que también sobrevivió, los esposos Castillo, oraron a voces antes de hundirse en las aguas.

Los cuerpos de Castillo y su esposa fueron hallados el martes y sepultados en la ciudad de Juigalpa, 144 kilómetros al sureste de Managua, donde pastoreaba una iglesia.

Los directivos de la iglesia Asamblea de Dios en Nicaragua, en Juigalpa, los pastores, Saturnino Serrato, Roberto Rojas y Rafael Arista, expresaron consternación por la desgracia.

El presidente de la Alianza Evangélica Nicaragüense, Mauricio Fonseca, recordó que los misioneros estadounidenses amaban la obra de la iglesia en la zona montañosa de Juigalpa. Ambos eran naturales de Arkansas, Estados Unidos.

alc