Acusaciones de homosexual a pastor desata gran riña en pleno culto dominical

Tal fue la magnitud del altercado que debieron acudir al templo 3 departamentos de la fuerza policial tras una llamada que alguien realizó aduciendo que se estaban utilizando armas blancas y que el pastor estaba herido.

  • Iglesia    
  • 2 jun 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Lo que se supone debería ser un culto normal de día domingo en la iglesia “Impacto de Dios” en Santiago de Chile, se convirtió en una impresionante riña entre sus 3000 feligreses que asistieron al templo de esta corporación liderada por el pastor Ricardo Cid Castro.

Uno de los presentes en la reunión, el pastor Juan Guillermo Castañeda relató al diario La Cuarta que “todo anduvo mal desde el principio, el Pastor Cid ingresó al templo rodeado de guardaespaldas, luego subió al púlpito, pero en vez de alabar a Dios y promover el avivamiento espiritual con su palabra, denunció que su hermana carnal, la pastora Sandra Cid, habría robado dinero de la Iglesia.

Al escuchar esto creí presenciar la caída de Jerusalén, pero el Apocalipsis recién comenzaba”.

Al escuchar los cargos –comenta el pastor Castañeda- , la imputada se abalanzó sobre el púlpito y contraatacó. Acusó a su hermano Ricardo de haberlo sorprendido en actos homosexuales. Fue entonces cuando el caos se apoderó de los presentes y comenzó una riña de proporciones.

Tal fue la magnitud del altercado que debieron acudir al templo 3 departamentos de la fuerza policial (2a, 4a y 30a Comisaría de Carabineros de Chile) tras una llamada que alguien realizó aduciendo que se estaban utilizando armas blancas y que el pastor estaba herido.

“La acción de la fuerza policial fue desproporcionada, mal que mal era un oficio religioso. Por eso le estoy mandando un oficio al general director”, sostuvo Castañeda.

Finalmente la prensa chilena intentó obtener la versión del mismo Ricardo Cid acudiendo a la casa del pastor, “Todo es mentira. Él no hablará con nadie. Se va a Estados Unidos”, exclamó una mujer evidentemente molesta.

Fuente: La cuarta
Redación: NoticiaCristiana.com