En Honduras niños son entrenados para orar

Centenares de niños llegaron el día de ayer al estadio Francisco Morazán para cantar, danzar y especialmente para orar por Honduras.

  • Iglesia    
  • 8 nov 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Durante los últimos ocho años se han visto cambios notables en el país centroamericano de Honduras. Se han desmantelado bandas de delincuentes y traficantes de drogas. La Primera Dama de la nación ha salido a la calle para rescatar a niños desamparados. Y poderosos huracanes se han desviado de las costas del país.

Todo ello, según líderes de iglesia, porque un grupo de niños comenzó a orar. Mundo Cristiano llegó a la ciudad de San Pedro Sula para un encuentro con los niños intercesores de Honduras.

Joven orando: “Por lo tanto proclamo, arrepentimiento y perdón de pecados sobre Honduras, sobre toda la nación…”

Estos jóvenes y niños han sido entrenados para orar. Y hoy lo están haciendo frente a un público nacional, apoyado por miles de personas congregadas en el estadio Francisco Morazán de San Pedro Sula, Honduras. Centenares de niños llegaron el día de ayer al estadio para cantar, danzar y especialmente para orar. La idea comenzó con el pastor Roy Santos.

Pastor Roy Santos: Nuestras naciones hoy en día están gobernadas por hombres porque cuando fueron niños nunca fueron ministrados, los niños son los que van a sostener el avivamiento en el último tiempo, ellos son, nosotros los adultos moriremos nos iremos a la presencia de Dios pero ellos son los que quedaran con el avivamiento en el corazón y con la presencia del poder de Dios.

Esta es la octava convocatoria anual de Niños a una Voz, apoyada por las iglesias cristianas de San Pedro Sula y otras ciudades de Honduras. Y aunque no es la única vez que una multitud de cristianos ocupa un estadio para orar a Dios por su comunidad y su país, esta vez los intercesores no son los adultos, son los niños.

Los niños pueden participar entre los 8 y 12 años de edad. Este es el último año para Diana Hernández, pues ya cumplió los doce.

Diana Hernández: Y es un privilegio ser parte de un evento tan glorioso. Y que el Señor lo tome en cuenta a uno y nuestros padres y nuestro pastor. Vale la pena porque es algo que nos ayuda a futuro.

Estos niños no solo saben orar. Se les ha entrenado a ser “proclamadores”, y proclaman cambios y bendiciones sobre su país con autoridad.

Cuando se gradúan del grupo de niños a una voz, según el pastor Roy estos niños pasan a ser líderes jóvenes en la iglesia. Algunos piensan dedicar sus vidas enteras al ministerio cristiano.

Jefry Martínez: Cuando yo crezca y sea grande quiero ser pastor y apóstol.

A pesar de su corta edad, estos niños están convencidos que sus oraciones han sido escuchadas.

Diana Hernández: Pedimos una petición unidos a una voz, y era que el Señor diera una persona que amara a la niñez de Honduras y el señor nos respondió en el 2004 cuando la Primera Dama de la nación se hizo cargo de todos los niños de la calle, ella amó a los niños a todos los niños, los llevaba a orfanatos.

Pastor Santos: Hemos visto respuestas poderosas. Una de ellas es como se ha detenido huracanes que han venido, se han aplacado cuando han sido destinados para destruirnos, pero Dios ha tenido misericordia, los niños han clamado. Otra es la economía. Nuestra nación, fuimos favorecidos con la conmutación de la deuda en un 70%. Hemos tenido respuestas con niños que están en el abandono, en riesgo social donde se les ha dado casa, educación y alimentación.

Con estas experiencias positivas los niños intercesores ahora piensan más allá del contexto local y nacional. Ahora están orando por las naciones del mundo.

En realidad hay pocos lugares en el mundo donde los niños oran como estos jovencitos hondureños. Se entrenan con clases semanales y retiros, para poder hablar y orar con autoridad tanto sobre temas bíblicos, como las necesidades de su país.

El pastor Santos es claro sobre el propósito de Niños a una Voz.

Pastor Santos: Donde pastores nos juntamos con niños para despertar a una generación. Porque si una generación despierta, una nación cambia.

Y para que esa visión se cumpla, cuenta con la participación activa de centenares de niños entrenados para orar.

El Pastor Santos y su esposa representaron a América Latina en una consulta global de niños en oración, que se realizó recientemente en el país de Malasia.

Allí los delegados de cincuenta naciones tendieron los primeros lazos de una red mundial de oración para niños. Y compartieron la visión de prepara a los niños a orar por problemas de importancia global como el sida y la política.

En San Pedro Sula, Stanley Jeter, Mundo Cristiano.

MundoCristiano.tv