nav
Miércoles 23 de Agosto de 2017

Mueren tres misioneros norteamericanos al volcarse un camión en Honduras

Los misioneros trabajaban en la aldea de Malpaís en proyectos tendientes a mejorar la calidad de vida de sus 3 mil habitantes, que en su mayoría son campesinos. En la foto Martha Fuller misionera fallecida.

  • Iglesia    
  • 8 feb 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

La embajada de Estados Unidos informó que repatriará a tres misioneros evangélicos norteamericanos que murieron cuando el camión en que viajaban volcó en una carretera de tierra de una montaña de la región este de Honduras.

En el accidente también resultaron heridos otros 12 religiosos estadounidenses.

“Los heridos fueron rescatados por helicópteros militares norteamericanos y trasladados a dos hospitales privados del país”, dijo el miércoles la vocera de la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa, Ledy Pacheco.

Los helicópteros están asignados a la base aérea que Washington tiene en Palmerola, en la zona central de Honduras, donde permanecen desde 1984 alrededor de 400 soldados.

“Nos dedicamos a repatriar a las víctimas de la tragedia y estar al tanto de lo que ocurre a los heridos”, dijo Pacheco.

El accidente se registró el martes en una carretera cercana a San Esteban, a unos 230 kilómetros al noreste de Tegucigalpa, cuando el chofer no se percató de un abismo en la vía hasta que los neumáticos traseros resbalaron y el vehículo militar cayó a unos 80 metros de profundidad. En el iban 15 estadounidenses y 12 hondureños.

“Todas las víctimas fatales y heridos son misioneros estadounidenses”, subrayó Pacheco.

Pacheco informó que el grupo pertenece a la organización no gubernamental norteamericana Honduras Outreach Inc, que desde hace más de un año trabaja en la extensa provincia de Olancho, al este del país y fronteriza con Nicaragua. La fundación está formada por cuatro iglesias del estado de Georgia.

Outreach informó que los fallecidos son Perry Goad, de 45 años, Richard Dupree Mason Jr., de 58, y Martha Aline Fuller, de 66. Goad y Mason eran miembros del Tabernáculo Bautista de Catersville, en Georgia, y Fuller de la Iglesia Metodista Unida de Newnan, de ese mismo estado.

El director de Honduras Outreach Inn, Jerry Eckhoft, dijo en un comunicado que ”estamos consternados por este trágico accidente. Nuestros corazones y oraciones están con los familiares de los afectados.

Los misioneros trabajaban en la aldea de Malpaís en proyectos tendientes a mejorar la calidad de vida de sus 3 mil habitantes, que en su mayoría son campesinos.

El reportero