nav
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Tercer encuentro pastoral de oración

Un muy nutrido número de pastores de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, se siguen dando cita los primeros lunes de cada mes en pos de lo que será el Festival con Luis Palau Buenos Aires 2008.

  • Iglesia    
  • 11 jul 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Retomando el espacio para la oración conjunta, un muy nutrido número de pastores referentes de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, se siguen dando cita los primeros lunes de cada mes en pos de lo que será el Festival con Luis Palau Buenos Aires 2008.

Con la visión puesta en el quiebre de la nación, con el anhelo de alcanzar al 90 por ciento de la población que no conoce a Cristo como su seguro Salvador y su Señor, pastores de grandes y de pequeñas congregaciones, con nombres conocidos y algunos otros no tan populares.

Sin distinción de denominaciones, bajo la bandera del Evangelio y en un clima de unidad en el Espíritu Santo, la tercer reunión de oración colmó expectativas y trajo consigo a más de 130 pastores que se sumaron por primera vez a clamar a Dios por el Festival Buenos Aires 2008, en este encuentro mensual convocado por aquellos hombres que visionaron un nuevo tiempo para la ciudad y el país.

De los encuentros anteriores…

Como en las dos oportunidades anteriores bajo la coordinación del pastor Pedro Ibarra, quien preside los diferentes tiempos de oración, participaron también Omar Cabrera, Osvaldo Carnival, Eduardo Lorenzo, Alejandro Rodríguez, Carlos Mraida, Claudio Freidzon, Dante Gebel entre tantos otros, como también Jorge Sennewald Christian Hooft y Rubén Proietti junto a un nutrido número de integrantes del Consejo Directivo de ACIERA.

Asimismo estuvieron presentes presidentes denominacionales, integrantes de consejos pastorales, coordinadores de los cuarenta municipios involucrados en la conformación de los diferentes comités de trabajo y un gran número de pastores que se están involucrando en la capacitación de los AMIGOS del Festival. Hasta el momento 146 pastores ya fueron capacitados, esto sucede a menos de nueve meses del Festival.

El clima de amor, de confraternizar unos con otros, las ganas de seguir en la presencia de Dios juntos se vieron altamente colmadas. Pero habrá más… ¡Argentina necesita más! Por eso invitamos a cada pastor, cada líder a acompañarnos en los siguientes encuentros. Si usted no pudo estar, no deje de asistir el mes próximo. No se trata aquí que continúan solo los que empezaron, se trata de UNIDAD DEL CUERPO DE CRISTO. Se trata de incluir a quienes laboriosamente conducen la Iglesia del Señor. Se trata de un tiempo de oración pastoral unido: ¡Hacia allá vamos! Afirmando este camino de unidad, oración y trabajo en comunión, “…para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para la gloria de Dios Padre” (Fil. 2:10-11) confiaba la carta de convocatoria.

Unidad y humildad

Esa unidad se ve claramente exhibida cuando en momentos de oración, todos sin excepción doblan sus rodillas en busca de la presencia de Dios. Allí no hay famosos e ignotos, hay un grupo de hombres y mujeres con propósito. Impacta el espíritu que se vive, hasta en la presencia de hermanos que acostumbrados a tener un espacio de reconocimiento por sus ministerios están codo a codo en un tiempo de oración y regocijo. Tal es el caso de los músicos que vienen a orar expresamente como Juan Carlos Agostinacchio, Estrellista Gastaldi, Sammy Salamone, Hernán Fortuna, Miriam Bloise, Fabián Liendo, Silvio Suárez (ex Chalchalero) y Hugo Baravalle.

Los testimonios

En cada ocasión se presentaron diversos testimonios de personas y hasta familias enteras que fueron alcanzadas por el poder del Evangelio. Fue presentado un testimonio impactante de un hombre que se entregó a Cristo en el Festival anterior celebrado en Enero de 2003 en la misma ciudad. Este hermano, al borde del divorcio, aceptó a Jesús como Señor y Salvador y hoy, a cuatro años y medio después, es misionero en la provincia de San Luis. El momento fue de mucho impacto entre los presentes mostrando que el desafío es grande pero que los alcances son eternos, para la Gloria de Dios. En esta oportunidad fue la transformación y entrega de una familia, donde el jefe del hogar vivía sin paz, mancillando su matrimonio, pero que frente a la claridad del mensaje expresado por el Dr. Luis Palau en el Festival Mar del Plata 2004, no pudo resistir el llamado del Espíritu Santo. Hoy, él y su familia son testimonio vivo del poder de Dios.

También se presentó un compilado de notas televisivas que dan cuenta del impacto que el Festival provocó en Buenos Aires y Mar del Plata, 2003 y 2004 respectivamente. Allí se pueden observar entrevistas a Palau, documentales acerca del Festival, menciones en programas de la tarde, y un recuento de lo que pasó por la prensa gráfica como radial.

De esta manera los preparativos para el Festival Buenos Aires 2008 se perfilan de una manera diferente a los anteriores y con un gran apoyo a poco menos de nueve meses de su realización.