nav
Martes 26 de Septiembre de 2017

Exhortan a evangélicos acabar conflicto

El coordinador regional de la Asociación Ministerial Evangélica de Veracruz, José Eduardo Ortiz González, lanzó un llamado de orden y respeto entre pentecostales y presbiterianos que mantienen un conflicto en el municipio de Cazones de Herrera

  • Iglesia    
  • 17 ago 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

El coordinador regional de la Asociación Ministerial Evangélica de Veracruz, José Eduardo Ortiz González, lanzó un llamado de orden y respeto entre pentecostales y presbiterianos que mantienen un conflicto en el municipio de Cazones de Herrera.

El líder religioso pidió a los ministros como a los seguidores de estas iglesias dar fin al conflicto que tienen por la posición de un templo y les demandó promover la cercanía a las labores pastorales que desempeñan.

Sin embargo, reveló que el Gobierno del Estado se vio en la necesidad de intervenir en el caso, luego que el conflicto llegó a su punto más álgido cuando varios presbiterianos fueron encerrados en el templo.

En ese sentido, dijo que la Dirección de Asuntos Religioso tomó en sus manos el caso, por lo que -adelantó- serán respetuosos de la decisión que tomen para acabar con este problema interreligioso.

“Respaldamos las acciones de las autoridades estatales y federales, para que realicen bien y lleven a cabo los trámites en el dialogo y la preservación del orden. Por lo que la AMEV no interviene en la vida interna de las asociaciones religiosas presentes en el estado”, dejó en claro.

Y es que reveló que la semana pasada se suscitó un conflicto religioso entre ministros Pentecostés y Presbiterianos por la posesión de un inmueble que es usado como templo religioso.

Detalló que la semana pasada seis presbiterianos intentaron apoderarse del inmueble, pero el pastor Pentecostés, José Reyes Gómez se los impidió y sus seguidores los encerraron en el edificio.

“Esta asociación religiosa tomaron la medida de no permitirles abrirles las instalaciones, como un mecanismo de presión lo cual es totalmente indebido y este acto cae en la figura de la privación de la libertad”, consideró.

Ortiz González precisó que de acuerdo con la información que han recabado el inmueble estaba bajo resguardo de una asociación religiosa de presbiterianos, pero eventualmente la asociación religiosa de Pentecostés lo fue ocupando.

Notiver