nav
Domingo 22 de Octubre de 2017

Desde Homicidios hasta agresiones denuncian iglesias evangélicas

Por lo menos 68 homicidios fueron cometidos en el año 2006 contra integrantes de Iglesias cristianas

  • Iglesia    
  • 11 sep 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Por lo menos 68 homicidios fueron cometidos en el año 2006 contra integrantes de Iglesias cristianas, según lo revela el informe “El llamado profético” basado en las violaciones a los Derechos Humanos a las iglesias evangélicas y protestantes de Colombia.

El informe señala que 147 personas recibieron amenazas, se presentaron 300 agresiones, 103 personas fueron obligadas a desplazarse, otra cantidad de personas fueron víctimas de tortura, amenazas y ataque a bienes por parte de grupos armados ilegales.

Según el documento los paramilitares cometieron 131 agresiones y la guerrilla 126 agresiones, 28 casos más fueron atribuidos a agentes del Estado y en otros 15 casos se desconoce el agresor.

Jenny Neme directora de Justapaz, señaló que el informe se inicia en medio de los escándalos que evidenciaron la vinculación de congresistas y funcionarios públicos con grupos paramilitares y el narcotráfico así como la infiltración paramilitar en el DAS y la Policía, la continuidad de grupos paramilitares y la conformación de nuevos grupos.

“Es el segundo informe correspondiente al segundo semestre del año 2006 y registramos violaciones cometidas como el homicidio de 68 personas y violaciones contra 223 víctimas por parte de agresores”, dijo Neme.

La investigación dedica un capítulo especial a Arauca que donde las Farc y el ELN combaten entre ellos y han provocado la muerte de civiles y han obligado el desplazamiento de un gran número de personas.

El informe presenta testimonios y destaca el derecho que tienen las iglesias evangélicas a la participación en espacios oficiales para promover la paz.

“Oscar Argumedo Páez, un campesino de 34 años, asistía a la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia de Arauquita, en Arauca. Estaba casado y tenía tres hijos. Antes de desaparecer, Oscar recibió en su casa una llamada telefónica por medio de la cual le ordenaban que asistiera a una reunión cerca de La Victoria, en Venezuela. Después de la reunión, Oscar desapareció. Unos campesinos encontraron su cuerpo a la orilla de un caño, con varios tiros en la cabeza. Estaba junto a los cadáveres de dos familiares y de su esposa”, narra el documento.

La pastora Adelina Zuñiga de la Iglesia Remanso de Paz ubicada en Sincelejo cuenta que su esposo trabajaba orientando desplazados y fue amenazado por paramilitares.

“Jasper denunció el robo de una madera en una finca que administraba en Macayepo, Bolívar, junto con otros tres miembros de la misma iglesia. Fueron amenazados en varias ocasiones, por medio de llamadas telefónicas a la iglesia y a sus hogares. Luego a Jasper le dijeron que dos hombres armados buscaron para asesinarlo. Testigos aseguran que eran paramilitares” señaló Adelina.

La investigación sobre los hostigamientos a las iglesias cristianas por parte de los grupos armados ilegales, fue hecha con el apoyo internacional de diferentes agencias: el Comité Central Menonita, Solidaridad Cristiana Mundial, Diakonía”Acción Ecuménica Sueca, Kairos Canadá y el Servicio Mundial de Iglesias.

Los cristianos opinan

Algunos miembros de la religión cristiana aseguran que a diario viven los prejuicios de la gente frente a su creencia religiosa, pero dicen que no tienen tal magnitud como para impedir el desarrollo normal de sus vidas.

“La gente entra con muchas prevenciones y piensa que es una monja y que está encerrada todo el tiempo. Hay muchos que lo cierran a uno debido a los cristianos que muestran en la televisión porque piensan que todos somos así de exagerados, nos tiramos al piso y parecemos locos”, dijo Natalia Chaparro, miembro de una iglesia cristiana.

Karen Cardona aseguró que “si hay prevenciones y van a existir por mucho tiempo. Cuando uno es cristiano el resto de gente piensa que es una pereza”.

Los creyentes dijeron también que los más afectados por la discriminación y la intolerancia religiosa son los pastores.

Minutouno.com