nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Evangelicos dominicanos preparan multitudinaria manifestación

República Dominicana se prepara una ves más para la gran celebración de la “Concentración Evangélica Nacional”, el evento mas trascendental del pueblo cristiano-evangélico dominicano.

  • Iglesia    
  • 29 nov 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Desde hace 43 años y sin interrupción, el Ministerio La Batalla de la Fe y Radio VEN, que preside el Reverendo Ezequiel Molina Rosario, organizan “La Concentración Evangélica Nacional”, actividad que reúne la mayor representación de cristianos del país.

Cada año más de 50,000 evangélicos provenientes de todas las provincias se dan cita en el Estadio Olímpico Félix Sánchez de la capital dominicana, para ofrecer a Dios el primer culto del año.

Este evento también reúne al liderazgo evangélico nacional y a las principales autoridades civiles y militares de la nación.

“Esta es la principal actividad del pueblo evangélico dominicano, y constituye una gran oportunidad para humillarnos ante Dios y pedir perdón por los pecados y males en nuestra nación”, sostuvo el pastor Molina.

Añadió que el próximo lunes 1 de enero la iglesia del Señor Jesucristo en Republica Dominicana estará orando por el crimen de violencia y criminalidad que azota el país, por la familia, la iglesia y las autoridades civiles y militares, y pedir a Dios un año lleno de sus bendiciones.

El programa contara con la participación de destacados artistas cristianos dominicanos y el mensaje de la palabra de Dios a cargo del pastor Ezequiel Molina Rosario, presidente del Ministerio La Batalla de la Fe, y uno de los mas connotados lideres evangélicos del país caribeño.

La Concentración Evangélica Nacional será transmitida en vivo a todo el país a través de una cadena de radio y TV, encabezada por Telecentro Canal 13 y la Voz Evangélica Nacional (Radio Ven) en sus frecuencias 1200 AM Santo Domingo y 105.5 FM en La Romana y en www.radioven.com.

Además, la actividad será transmitida a todo el mundo a través de Family Christian Network, y para Estados Unidos por la señal internacional de NDTV canal 424 de Direct TV y los principales sistemas de cable.

CONCENTRACION EVANGELICA NACIONAL

Se inició como un culto de confraternidad el 1 de enero de 1965 en una iglesia que pastoreaba el Rev. Ezequiel Molina R. en el ensanche Espaillat en la zona norte de Santo Domingo. Allí se reunió un pequeño grupo de hermanos(as) con la intención de rendir culto a Dios, sin imaginar que ese sería el inicio de lo que hoy es el más grande evento cristiano de la Republica Dominicana, y por su naturaleza, uno de los principales del mundo.

Desde entonces el respaldo de la creciente comunidad evangélica del país fue llevando la celebración del evento por diferentes iglesias y auditorios, entre ellos el desaparecido cine-teatro Paco Escribano, Estadio La Normal, Palacio de los Deportes, hasta llegar al Estadio Olímpico de Santo Domingo, el cual se ha consagrado como el lugar donde se han celebrado 26 concentraciones de esta naturaleza.

La Concentración Evangélica Nacional, por tradición y respeto que toda la comunidad evangélica del país tiene al Ministerio La Batalla de la Fe, es el único evento que aglutina la mas diversa gama de organizaciones y lideres cristianos, que hacen un alto en sus actividades para respaldar junto a sus feligreses, esta gigantesca reunión.

A este evento asisten destacadas personalidades del Gobierno, el mundo de la política, los deportes, las artes, etc., y alcanza una gran difusión a través de los medios de comunicación tanto escritos como electrónicos.

Diferentes predicadores de Rep. Dom. Y del extranjero han sido invitados a participar como oradores principales. Los mas destacados exponentes de la música cristiana, dominicanos y extranjeros, también han participado en una expresión de agradecimiento a Dios.

Hoy celebramos la Concentración Evangélica Nacional No. 43 de manera ininterrumpida, lo cual es un excelente momento para dar gracias a Dios porque ha estado con nosotros, porque su respaldo ha sido evidente, porque nos ha preservado para poder hacer el trabajo, en definitiva, porque solo su gracia nos ha sostenido.