nav
Martes 26 de Septiembre de 2017

La Iglesia de Dios en la República Dominicana da a conocer su postura ante la realidad social y política que vive la nación

La Iglesia de Dios en la República Dominicana, en el desarrollo de la celebración de su sesenta y cuatro (LXIV), Convención Nacional, da a conocer a la opinión pública nacional su postura ante la realidad social y política que vive …

  • Iglesia    
  • 13 mar 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Iglesia de Dios en la República Dominicana, en el desarrollo de la celebración de su sesenta y cuatro (LXIV), Convención Nacional, da a conocer a la opinión pública nacional su postura ante la realidad social y política que vive la nación. Situación que no es ajena a nuestra institución porque somos partidarios de la redención integral del ser humano y esto implica también su redención sociopolítica.

De cara a las elecciones generales del mes de mayo del año en curso, hacemos un llamado a todas nuestras iglesias en todo el territorio nacional, a llevar a cabo jornadas de oración, para que Dios traiga paz y sosiego a la familia dominicana, y para que las autoridades que resulten electas en este certamen electoral sean de acuerdo a la voluntad de Dios.

Del mismo modo exhortamos a los actores políticos a bajar el nivel de agresión verbal en sus confrontaciones públicas, ya que quien ejerce más violencia verbal no necesariamente tiene más condiciones para ser el presidente de la República, por lo que reiteramos el llamado a la civilidad, a la cordura, a la moderación y a la prudencia.

Como iglesia de Dios con mas de 60 años de vida institucional, y preocupada por la situación socio-política de la nación, repudiamos los actos de violencia ocurridos el domingo pasado, en la ciudad de azua, donde grupos de simpatizantes de las dos fuerzas mayoritarias (PRD y PLD) se enfrentaron en discusiones verbales que terminaron con herida de balas de tres personas, cuando la caravana de ambas fuerzas políticas se encontraron en el mismo lugar.

Estas acciones caracterizadas por la contienda electoral presentan un ejemplo pésimo a una sociedad que se descompone progresivamente.

La Iglesia de Dios pide que hechos lamentables como escenificados en Azua, no se repitan y que los partidos envueltos a pedir perdón al pueblo y las familias afectadas; y no estar buscando culpables. Además entendemos que los involucrados en este hecho vergonzoso, deben ser sometidos a la acción de la justicia, para que no se quede en un simple hecho de campaña política.

Al pueblo le exhortamos ha no incursionar en actos de violencia y ha no dejar provocar, recuerden que los muertos de campaña no son considerados como héroes, sino como simples fanáticos, que después de las elecciones nadie los recuerda y de quienes nada se escribe.

Falta de propuestas

Es de suma preocupación para el cuerpo pastoral de la Iglesia de Dios, la carencia de propuestas y programas de gobierno, por lo que llamamos a los candidatos a desarrollar una jornada electoral que no esté basada en la descalificación, sino fundamentada en propuestas concretas, que sean reales y alcanzables.

Llamamos a la población a escoger el candidato que haya dado más señales de acercamiento a Dios y a su pueblo y que procure el bienestar para los más pobres y desposeídos de la República Dominicana.

El derecho al voto

Además, llamamos a los cerca de 100 mil miembros de nuestro concilio Iglesia de Dios en la República Dominicana a nivel nacional, a ejercer su derecho al voto y a no prestar atención a cualquier llamado que haga persona o institución alguna, a desobedecer las leyes, y en este caso particular a no votar o echar el “voto en blanco”, como supuesto repudio a los candidatos aspirantes.

A la vez ponemos a disposición de la Junta Central Electoral nuestros templos, colegios y facilidades físicas, así como el cuerpo ministerial y liderazgo nacional para servir al venidero proceso electoral.

No tenemos compromisos políticos con nadie

La Iglesia de Dios en la República Dominicana no tiene compromisos políticos con ningún candidato o partido político de los que participarán en el próximo proceso electoral, razón por la cual dejamos en libertad a toda nuestra membresía de elegir el candidato que mejor entienda pueda servir al país y a la comunidad evangélica nacional.

Por esta razón, dejamos claro que nuestra misión es evangelizadora, y no política partidaria, esto obviamente no quiere decir que nuestros miembros no puedan accionar en el ejercicio político partidario, sin que esto implique un compromiso de nuestra institución.

Otros considerandos

Además, solicitamos a los actuales candidatos, dar su apoyo a la ley de igualdad religiosa que presentara el diputado Ing. Carlos Peña y que fuera firmada por más de sesenta y seis diputados, dicho anteproyecto de ley hoy está bajo estudio por parte de la comisión que preside el diputado Doctor Eugenio Cedeño.

Santo Domingo, 13 de marzo del año dos mil ocho (2008).

Obispo Elvis Samuel Medina

Supervisor Nacional