nav
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Milicianos evangélicos marchan en Chiapas; exigen reformas religiosas

Integrantes del grupo evangélico Ejército de Dios, durante la marcha en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, donde se manifestaron por la libertad de culto

  • Iglesia    
  • 24 mar 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Unos mil integrantes del Ejército de Dios, organización evangélica, social y política con estructura y uniformes tipo militar, marcharon por las calles de esta ciudad para exigir libertad religiosa, reformas en la materia y que se reconozcan los derechos de los pueblos indígenas.

Ataviados con botas, pantalones camuflados, boinas o gorras tipo militar y camisa roja con la leyenda Ejército de Dios, los manifestantes rindieron homenaje a Benito Juárez y honores a los símbolos patrios en el parque de los Arcos, situado atrás del palacio municipal.

“Somos una organización de corte protestante, social y política que piensa más allá de lo que estipula la Ley de Asociaciones y Culto Público; estamos levantando la voz para que en México se retomen los temas nuevos y retos de las iglesias, y exigiendo cambios en forma pacífica”, explicó el pastor Esdras Alonso González, dirigente del grupo evangélico Alas de Águila, promotora de la agrupación.

–¿El Ejército de Dios tiene estructura y mando militares? –se le preguntó.

–Claro que sí. Existen mandos militares, con la misma estructura de un ejército. Llevamos dos años desde que aparecimos en San Cristóbal y ya tenemos presencia en Veracruz, estado de México, Oaxaca y el Distrito Federal.

La marcha comenzó a las 10 horas en la zona poniente y luego los manifestantes recorrieron las principales calles y avenidas de la ciudad, observados por numerosos turistas sorprendidos por la vestimenta y el alto volumen de la música religiosa que se escuchaba a través de potentes bocinas colocadas en un vehículo que encabezaba la marcha.

“Somos el Ejército de Dios/ listos para llegar hasta el fin/ nuestra fuerza en nuestro espíritu está”, corearon, como si estuvieran en una práctica militar. Por momentos estuvieron a punto de coincidir con los católicos que participaban en el Viacrucis organizado por la diócesis de San Cristóbal en el centro de la ciudad.

Después del recorrido, los evangélicos llegaron hasta el parque de los Arcos, en el centro de la ciudad, colocaron una ofrenda a Benito Juárez y rindieron honores a la bandera y el himno nacionales. Alonso González leyó un comunicado en el que exaltó las acciones del benemérito, principalmente en lo relativo a la separación Iglesia-Estado.

Señaló que el actual gobierno federal “está obligado a impulsar nuevas reformas constitucionales, permitir y delimitar las acciones de las iglesias en el país”.

Agregó que “los nuevos temas a discutir en la relación Iglesia-Estado son los medios de comunicación y la participación política de las iglesias”.

La Jornada