nav
Miércoles 18 de Octubre de 2017

Dieron inicio al proceso de remodelación y ampliación de la iglesia en Cuba

Dios inquietó a su pueblo que había crecido no sólo en espiritualidad, sino en membrecía. Y fue así que el Señor comenzó su mover y sus hijos dieron inicio al proceso de remodelación y ampliación de la iglesia.

  • Iglesia    
  • 11 ago 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Hace aproximadamente cuatro años, la iglesia metodista de Bayamo tenía capacidad para congregar en su templo a poco más de cien personas. Carecía además de locales para impartir las clases de los diferentes discipulados, seminarios, conferencias…

Dios inquietó a su pueblo que había crecido no sólo en espiritualidad, sino en membrecía. Y fue así que, en aquel espacio evidentemente pequeño, el Señor comenzó su mover y sus hijos dieron inicio al proceso de remodelación y ampliación de la iglesia, teniendo como mayor recompensa nuevas bendiciones espirituales.

Más de tres años han pasado desde los inicios de estas labores, las cuales han estado acompañadas de la oración incesante y el ayuno.

Aún, cuando la obra no está terminada, ya el pueblo metodista de Bayamo tiene un templo con capacidad para cerca de trescientos hermanos y cuenta ahora con varias aulas para las clases y cursos a la congregación, incluyendo los talleres de la escuela de enseñanza artística. A ello se une la materialización de nuevas áreas para oficinas, el parqueo y la terminación de la casa pastoral.

Actualmente en fase constructiva se encuentra la biblioteca de la iglesia, local en el que además de los hermanos bayameses trabajan 12 integrantes del Grupo de Voluntarios en Misiones de la Iglesia Metodista Unida (UNVIM) de los Estados Unidos.

Naturales de Virginia y Alabama, estos hermanos ayudando en su construcción hasta el próximo 11 de agosto, al tiempo que intercambiarán con la congregación en los horarios y cultos y servicios a Dios.

El trabajo, sin dudas ha sido forzoso y, en muchas ocasiones, se ha visto dificultado; pero más allá de cualquier adversidad, los valientes de Dios han arrebatado las victorias, gracias a su disposición para responder a cada llamado y la unidad característica del pueblo cristiano.