Obispo Emiliano Soto critica el alto valor de las entradas del show de Madonna en Chile

En el Te Deum Evangélico, organizado por la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile y la Municipalidad de Maipú, el obispo criticó que el valor de las entradas son una falta de respeto y dignidad a los cientos de chilenos que aún ganan menos de 140 mil pesos.(us$280)

  • Iglesia    
  • 8 sep 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Cerca de dos mil personas se reunieron este domingo siete de septiembre en un nuevo Te Deum Evangélico, organizado por UNIEM, Iglesia Metodista Pentecostal de Chile y la Municipalidad de Maipú. Con esta celebración, los cristianos agradecieron a Dios y a la Patria por un nuevo año de logros y un nuevo espíritu de esperanzas.

“Hoy queremos hacer una fiesta. Queremos que Dios nos hable mediante su palabra y que sea el espíritu el que aquí se manifieste”, explicaba al inicio de la ceremonia el Hno.

Germán Méndez de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile-Maipú, ante unos dos mil asistentes que escuchaban atentamente sus palabras en la Catedral Evangélica ubicada en la calle Hermanos Carrera.

Y así ocurrió. El servicio de acción de gracias resultó toda una fiesta de fe y alabanzas. Los agradecimientos por la Patria y la Comuna, la salud, la educación y los proyectos que han beneficiado a un sin número de familias, dieron paso a oraciones por los medios de comunicación social, el empresariado y las autoridades. Y es que en esta celebración toda la nación estuvo presente.

Hasta Madonna.

El obispo Emiliano Soto de la Iglesia Evangélica Pentecostal Reformada, criticó duramente el precio de las entradas para ir a ver a la reconocida “Reina del Pop” (entre us$240 y us$700).

Según el Obispo, valores así de elevados son una falta de respeto y dignidad con los cientos de chilenos que aún ganan menos de 140 mil pesos (us$280). La crítica a la inequidad social y a la injusticia, sería una constante en los mensajes de los pastores presentes.

El momento cúspide de la ceremonia vendría cuando la catedral estera se pusiera de pie y elevara sus brazos para cantar “Alaba a Dios” junto al Coro Polifónico de Maipú. Entonces, a nadie le cupo duda alguna: en Maipú hubo una fiesta. La fiesta de Dios. La fiesta del pueblo.

Para el alcalde Alberto Undurraga, una de los temas relevantes del Te Deum fue el espíritu de quienes participaron. Un espíritu que, según el Edil, emociona e inspira fe y esperanza. “Es ese espíritu el que nos hace creer que Maipú puede ser la comuna del bicentenario y la capital espiritual del país. Para lograrlo, tenemos los fieles, la infraestructura y la historia “, explicó un emocionado Alcalde ante más de 250 pastores y amigos que disfrutaron de un almuerzo de encuentro y unidad.