nav
Sábado 23 de Septiembre de 2017

Muere el vidente fundador de la secta “Los Apóstoles de Dios” en Chile

Debido a una falla multiorgánica producida por un grave cuadro de cirrosis, murió el pasado 27 de septiembre en Villa Alemana (Chile), Miguel Ángel Poblete, conocido como el “vidente de Peñablanca”.

  • Iglesia    
  • 7 oct 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Debido a una falla multiorgánica producida por un grave cuadro de cirrosis, murió el pasado 27 de septiembre en Villa Alemana (Chile), Miguel Ángel Poblete, conocido como el “vidente de Peñablanca”. El fallecido tuvo que ser hospitalizado el día 23 en el recinto asistencial de Peñablanca, donde se le diagnosticó hemorragia digestiva alta provocada por várices esofágicas y que derivó en un síndrome hepático renal avanzado, explicaba El Mercurio.

El médico a cargo del hombre, que en los últimos años vivió bajo la identidad de Karol Romanoff,Mauricio Gaete, precisó que su condición era extrema gravedad, dado que el estado de su enfermedad presenta un 98 por ciento de mortalidad. “Hoy (26 de septiembre) en la mañana empeoró la situación de Miguel Ángel, por lo que sus familiares solicitaron llevarlo a su casa”, expresó el facultativo. Conocida su muerte, los miembros de la secta religiosa que lideraba Poblete llegaron hasta la parcela número 80 de Peñablanca, donde permanecía su cuerpo.

La agencia Efe informa de que Poblete conmovió a Chile y a varios países de la región entre 1983 y 1988 al asegurar que, al subir al monte Carmelo de Peñablanca, veía y recibía mensajes de la Virgen María.

La explanada del cerro se llenaba de microbuses y los fines de semana se congregaban allí más de 100.000 personas que rezaban y miraban al cielo. Muchos aseguraron entonces que Poblete, durante el éxtasis que se vivía en esas jornadas de oración, lograba hablar varias lenguas, mientras otros señalaron que su cara sangraba.

En 2002, el “vidente de Peñablanca” volvió a aparecer en las portadas de los diarios locales cuando se conoció su nueva identidad de transexual y pasó a llamarse Karol Romanoff. Afirmaba que había nacido mujer en cuerpo de hombre y encabezó hasta sus últimos días de vida la secta “Los Apóstoles de Dios”. El sacerdote Jaime Fernández Montero, que fue el primero en investigar las supuestas apariciones de la Virgen María en el monte Carmelo, aseguró tajante que todo fue una mentira.

Tras la muerte

Muy molestos se retiraban desde la parcela 80 “B” de Peñablanca, quienes llegaban el 27 de septiembre a dar su último adiós a Miguel Ángel Poblete, quien fuera conocido como “el vidente de Villa Alemana” durante gran parte de la década de los ochenta, ante la negativa de los propietarios de la parcela de permitir el ingreso para ver el cadáver, depositar una corona de flores o, simplemente, permanecer algunos minutos junto a los restos, informaba Login.

Varias fueron las familias, algunas provenientes de Santiago, las que llegaron hasta el apartado lugar para participar del velatorio, pero quienes llegaban se encontraban ante un infranqueable portón cerrado con una gruesa cadena, la que les impedía el ingreso. Sólo los integrantes de la secta fundada por “el vidente” tenían el privilegio de traspasarla, los restantes visitantes eran recibidos con un “es un recinto privado” o no pueden ingresar por “no pertenecer al grupo”.

Quienes se encontraban a las afueras del recinto, sólo tuvieron noticias de lo que ocurría al interior de la parcela por medio de un sujeto, que según se pudo constatar, habría trabajado durante algunos años con Miguel Ángel. Según dijo, se prohibió el ingreso ya que el cadáver de Miguel Ángel permanecía recostado sobre una cama y tapado sólo con una sábana blanca a la espera de la llegada de los servicios funerarios, los que llegaron sólo a las 19 horas, es decir, doce horas luego del deceso.

A pesar de lo anterior, algunas de las personas que llegaron a rendir tributo entregaron su testimonio sobre Miguel Ángel Poblete a Login. Juan González señaló que “Nunca dejamos de asistir (al Monte Carmelo) con mi señora. Ella tenía problemas en su embarazo y luego que mi hija nació, él (Miguel Ángel) se la ofreció a la Virgen, eso para nosotros fue emocionante y desde ese momento nunca hemos dejado de venir”. Por su parte, Juan Caballería, dijo que “Por una apuesta subí el cerro y desde la parte alta saqué una fotografía a unas religiosas y en medio de ellas me salió la imagen de la Virgen”.

Reportaje TVN sobre “Vidente de Peñablanca”:

RIES