nav
Domingo 22 de Octubre de 2017

Policia confiscó periódico evangélico en El Salvador

Inspirados por una solicitud del diputado Sigfrido Reyes, agentes de la PNC confiscaron, ilegalmente, 1300 ejemplares del diario “La Prensa Evangélica” . El periódico circula desde hace cinco años y se imprime en San Salvador.

  • Iglesia    
  • 15 ene 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Instigados por el diputado del FMLN, Sigfrido Reyes, secretario de comunicaciones de ese partido,agentes de la PNC confiscaron, 1300 periódicos de un diario destinado a lectores evangélicos. El decomiso de los ejemplares de ese diario, legalmente inscrito y con un director responsable, ocurrió la tarde del sábado, cerca del centro comercial San Luis.
según su testimonio, una turba de efemenelistas estuvieron a punto de golpear a las personas que distribuían los ejemplares del periódico “Prensa Evangélica”, que circula en el país desde hace más de cinco años y se imprime en la capital.

Los distribuidores de los periódicos fueron llevados a una sede policial, según se les dijo, para protegerlos de la turba.

Entre ellos se encontraba un evangélico nicaragüense que, poco después, fue deportado del país por autoridades del país por ejercer un trabajo pagado, ilegalmente.

Cuando El Mundo le preguntó ayer al diputado Sigfrido Reyes el por qué instigó el decomiso de los ejemplares del periódico “La Prensa Evangélica”, planteó dos razones.

La primera de ellas, que ningún extranjero debe intervenir en política. Lo hizo en referencia al nicaragüense que distribuía el periódico.

También juzgó los contenidos del periódico y dijo que muestran problemas éticos porque contiene “propaganda mentirosa”.

Como reacción a eso, el director Vitto Ruffo puso en aprietos la tesis de Reyes y las autoridades policiales.

Mencionó que el hecho de que existiera un nicaragüense distribuyendo el periódico, junto a otros dos salvadoreños, eso no justifica, bajo la ley y la Constitución Política, que se confiscaran los 1.300 ejemplares que se repartían.

Ruffo también defendió su derecho y libertad, como director de “La Prensa Evangélica” a incluir los contenidos que desee y la publicidad que le contraten sus clientes.

Ruffo acusó al diputado Reyes, y a las autoridades, a ejercer , con la confiscación, “una censura previa sobre los contenidos de un periódico legalmente creado y protegido por la Constitución”.

Efectivamente, el ordenamiento local prohibe el ejercicio de la censura previa en cualquier publicación. Si alguien se percibe ofendido por los contenidos incluidos en ese periódico, lo que le permite la legislación es ejercer acciones judiciales posteriores.

El Mundo