nav
Miércoles 13 de Diciembre de 2017

Iglesias evangélicas se unieron para orar en El Salvador

Para mostrar la unidad de las iglesias cristianas evangélicas, miles de feligreses se congregaron, en el Estadio “Mágico” González, de la capital, donde alabaron a Jesús y oraron por el país. El cierre estuvo a cargo del salmista Jaime Murrel.

  • Iglesia    
  • 17 feb 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Para mostrar la unidad de las iglesias cristianas evangélicas, miles de feligreses se congregaron, en el Estadio “Mágico” González, de la capital, donde alabaron a Jesús y oraron por el país.

En el evento participaron los líderes de las principales iglesias evangélicas del país y el Presidente de la República, Antonio Saca, quien recibió un reconocimiento de parte de las congregaciones.

“La iglesia le agradece a Dios por este periodo de libertad que nos ha concedido por medio de la gestión del presidente Saca.

Que otros países anhelen tener un hombre así”, dijo el pastor Luis Panameño.

El mandatario agradeció a la concurrencia y manifestó que “estos han sido los años más felices de toda mi vida, porque me han permitido cambiar la vida de muchos salvadoreños. Dios me ha dado la fuerza para mantener este país libre para expresarse”.

Previo a la celebración en las instalaciones deportivas, cientos de creyentes participaron en una caminata denominada “Marcha por Jesús”, la cual inició en la Plaza las Américas, sede del monumento al Salvador del Mundo, y finalizó en el Estadio. El pastor Joe Padilla, quien dirigió la organización del evento, explicó que éste no se realizaba desde hace diez años, pero que decidieron retomarlo, por lo que invitaron a ocho mil iglesias a escala nacional, de las cuales las principales respondieron y se presentaron, ayer, a la actividad.

“Es una muestra de la unidad de las iglesias evangélicas indistintamente de la denominación”, dijo Padilla.

Las alabanzas fueron entonadas por miles de evangélicos, quienes llenaron las mayoría de los graderíos del estadio y la zona del engramado.

Una de las prédicas estuvo a cargo del pastor del Tabernáculo Bíblico Bautista “Amigos de Israel”, Edgar López Bertrand Jr., quien señaló que “en el día del amor y la amistad celebramos a aquel que nos amó primero, celebramos la iglesia que no está separada”.

López Bertrand Jr. exhortó a los asistentes, , durante su prédica, a no avergonzarse de ser cristianos.

Otros de los pastores oraron ante la multitud por el Presidente de la República, el país, la situación económica, la familia y la juventud.

A la celebración llegó como invitado especial el salmista Jaime Murrel, de origen panameño, pero radicado en Miami, Estados Unidos.

Los líderes religiosos destacaron que el acto buscaba mostrar la unidad que existe entre ellos, pese a las diferencias de cada persona, tal como lo expuso el pastor de la iglesia El Camino, de las Asambleas de Dios, Mauricio Navas, “aquí hay gente de diferentes edades, clases y tendencias políticas, pero están juntas. A pesar de la crisis y problemas, si nos tomamos de la mano de Dios vamos a seguir triunfando”, señaló.

Navas añadió que ellos pidieron a los asistentes que no llevaran distintivos políticos, porque el centro de la actividad era Jesús.

Los ánimos y las muestras de fe estuvieron en cada segundo del evento, en donde los grupos de alabanza animaban a los asistentes para con sus voces adorar a Dios.

Las canciones más signifi- cativas para la multitud fueron entonadas al unísono, los jóvenes derrochaban su júbilo y otros lloraron de alegría por aquel encuentro.

El cierre estuvo a cargo del salmista Murrel.