nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Milagro de Dios mantiene vivo a pastor misionero infectado con Malaria

La Malaria es una enfermedad infecciosa endémica transmitida por el mosquito Anopheles, fue adquirida por el pastor en el Oeste de Africa, específicamente en Berlin en misión apostólica y evangelística.

  • Iglesia    
  • 2 feb 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

El pastor Isidro Ramos, dando gracias a Dios, cuenta con lujo de detalles cómo ha podido sobrevivir de la Malaria; enfermedad infecciosa endémica transmitida por el mosquito Anopheles, la cual adquirió en el Oeste de Africa, específicamente en Berlin en misión apostólica y evangelística.

De los cuatro tipos de malaria que existen, él fue infectado por el más peligroso, produce fiebre alta cada tres o cuatro días.

Además de pastor, Isidro estudia agrimensura en el Centro Universitario Regional del Nordeste (CURNE), y es técnico electricista y albañil.

Dice que estaba vacunado por cuatro años contra la epidemia, pero que por las inclemencias del tiempo, exclusivamente en el lugar donde él estaba -en Berlin-, llovió durante un año, esto provocó enjambres de mosquito.

En los cuatro meses de misión evangelizadora en el lejano país, el pastor no sintió síntoma alguno referente a la enfermedad; cinco dias después de su regreso a su pais -República Dominicana- en una visita a la ciudad de Santo Domingo comienza a sentir fiebre con temblores y fuertes dolores de cabeza a eso de la 1:00 de la tarde cuando la temperatura estaba por encima de los 35 grados, en cambio él temblaba de frío, no sabe cómo llegó a la parada de guagua.

Al llegar a su residencia, continuaban los síntomas, nunca imaginó que estaba padeciendo de malaria, recluído por dos dias en su hogar junto a su esposa María del Carmen Reyes y sus hijos Erick, Eridania y Eliezer, pudo soportar una que otra fiebre, hasta que decide ir al médico en un centro privado de esta ciudad. Estuvo interno por más de 24 horas, pero los achaques y síntomas seguían torturándolo.

Al siguiente dia, justo cuando le visitaba un amigo de la iglesia a la que pertenece pierde el conocimiento y no sabe absolutamente nade de él, es cuando fue trasladado al hospital San Vicente de Paul, donde permanece por espacio de siete dias en cuidados intensivo.

Cuenta Isidro que para él es como si fueran tres diás, porque estuvo inconciente los primeros cuatro dias. El Dr. Benedicto Sánchez Pujols, epidemiólogo quien recibió su caso, dijo que Isidro llegó al hospital en estado crítico, de inmediato se le indica la analítica de rigor, es entoces cuando le detectan la malaria.

Aclara el galeno, que de los casos recibidos en el San Vicente de Paul, el caso de Isidro fue el más grave y que ameritaba mucho más atención porque el parásito se había alojado en el hígado, lo que provoca sangrado y luego causa la muerte; la malaria también es conocida como paludismo.

“Mire, él está vivo por milagro de Dios, otras personas no han podido sobrevivir a esta enfermedad”, dijo el doctor Sánchez Pujols.

Hace más de 7 años, en esta provincia no se daba un caso de este tipo, aunque en otros lugares del país sí, el Servicio Nacional de Erradicación de la Malaria (ESNEM), es quien lleva las estadísticas de toda clase de epidemias en el país.