Empresa Canadiense dona Hogar a Centro evangélico infantil de extrema pobreza

Marcos Jordán, pastor de la Iglesia, manifestó que gracias al financiamiento de la compañía canadiense, tres familias hondureñas de escasos recursos se han beneficiado.

  • Iglesia    
  • 30 mar 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Hábitat Studio es una empresa constructora de origen canadiense que como parte de su responsabilidad social ayuda a construir casas en el país a través de estudios realizados con el Centro de Desarrollo Infantil, que pertenece al Templo Evangélico Esmirna.

Marcos Jordán, pastor de la Iglesia, manifestó que gracias al financiamiento de la compañía canadiense, tres familias hondureñas de escasos recursos se han beneficiado.

La organización realiza una serie de estudios para determinar la posición económica de los niños seleccionados y así poder determinar, cuál de los menores urge de una vivienda.

CONSTRUCCION

Los voluntarios aprovechan sus vacaciones en Canadá para llegar al país para comenzar y terminar en una semana las viviendas

Shirley Auvigne, representante de los proyectos habitacionales, informó que todo funciona gracias al voluntariado de personas solidarias.

Los extranjeros voluntariamente se desplazan desde la nación del norte por una semana al lugar de la construcción. Los trabajos duran una semana completa, comenzando desde los cimientos de las casas, hasta la colocación de la última lamina de zinc.

“Es la tercera casa que construimos en Honduras; hay una en Puerto Cortés, otra en San Pedro Sula y ahora en Villanueva”, expresó Auvigne.

La representante del proyecto recordó que hace dos años trajo al país unos amigos canadienses que vieron en el país la necesidad de vivienda. En Canadá se unieron con varias iglesias y comenzaron a conseguir fondos para hacer posible la edificación de casas para personas pobres.

“Gracias al Templo Esmirna identificamos los niños con mayor necesidad y junto a los voluntarios hacemos la construcción”, explicó la representante de Hábitat Studio.
José Pineda y Rosa Coca, padres de Marco David y Nelson Elías, agradecieron a Dios y a Hábitat Studio por la oportunidad de tener una casa propia.

“Nunca más vamos a alquilar”, dijo alegremente el padre de Marcos y Elías, quienes fueron acompañados a la inauguración de su casa por más de cien amiguitos que pertenecen al Centro de Desarrollo Infantil.

MAS AYUDA
El pastor evangélico Marcos Jordán informó que la compañía además del proyecto de viviendas tiene apadrinados varios menores pertenecientes al CDI en toda Honduras.