nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Celebran el X Aniversario de la Celebración Evangélica Cubana

Unas ochenta actividades en diversas localidades de todo el país, se esperan realizar para conmemorar el X Aniversario de la Celebración Evangélica Cubana, que tuvo lugar en el año 1999, según reunión efectuada por su comité organizador, en esta capital.

  • Iglesia    
  • 25 abr 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Bajo el mismo lema de entonces: “Jesucristo por todos y para todos. Paz, amor y unidad”, durante los meses de junio y julio tendrán lugar los eventos, que podrán ser actos celebrativos o cultos en templos, espacios abiertos o teatros, incluidas acciones solidarias con la comunidad, según decidan las iglesias de cada localidad o región.

En las citas se tendrá en cuenta el significado social y evangelístico que tuvo la Celebración Evangélica Cubana en su momento, y tiene para el presente, como catalizador de una presencia pública nunca antes alcanzada, la cual sí gozaban otras religiones en Cuba.

También propició la posibilidad de acercamiento e intercambio entre las distintas
denominaciones y el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), organismo facilitador entonces, y ahora de igual convocatoria.

Si bien aquella oportunidad se vio como un nuevo momento que se abría para las iglesias en su misión evangelizadora, hoy los actos serán expresión de la madurez con que los cristianos cubanos han asumido su labor teológica y social en medio de un país que se proclama laico.

Según ha previsto la comisión organizadora, el acto central que dará cierre a la jornada, será el sábado 11 de julio en la Ciudad de La Habana, el cual contará en su momento litúrgico con un gran coro interdenominacional, y en su difusión a todo el país mediante la televisión nacional.

Finalmente, el reverendo Pablo Odén Marichal, actual secretario ejecutivo del CIC, quien está al frente de dicha comisión organizadora, instó a la austeridad en los actos públicos y destacó que tal conmemoración constituye una celebración de las iglesias evangélicas cubanas, en la que el Consejo de Iglesias participa solo como organismo facilitador y coordinador, respaldando las actividades previstas, con el propósito de que se den de la manera más organizada posible.