nav
Viernes 17 de Noviembre de 2017

En mexico, continua la lucha por legalizar radios cristianas

Impacto de Dios Radio es la primera estación cristiana en Tuxtla Gutiérrez. Transmite 18 horas diarias de prédicas, consejería y música y cuenta con el apoyo de líderes y pastores voluntarios.

  • Iglesia    
  • 20 abr 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Desde Tuxtla, capital de Chiapas, partieron hacia San Cristóbal, decenas de cristianos celebrando públicamente la libertad de culto que su Constitución les brinda. Miles de participantes llenaron las calles de la ciudad y captaron la atención de lugareños y turistas. Chiapas es conocido por sus conflictos políticos y por la persecución contra los indígenas evangélicos. Esta se nota, de manera especial, en el trabajo que realizan varias radioemisoras cristianas.

Impacto de Dios Radio es la primera estación cristiana en Tuxtla Gutiérrez. Transmite 18 horas diarias de prédicas, consejería y música y cuenta con el apoyo de líderes y pastores voluntarios.

“Hace poco leí un periódico que dice “radios piratas están invadiendo en Chiapas”, pero donde quiera que vamos, colonias, pueblos, en nuestras ciudades, escuchamos en hogares las alabanzas y es una bendición, la radio está uniendo fíjese no solo al pueblo sino también a los pastores”, dice pastor Julio Santiago, voluntario de la radio.

Esta emisora representa para muchos un gran avance en materia de derechos y libertad religiosa, pero sus fundadores no olvidan que éste logro se debe a mártires anónimos fuera de la capital chiapaneca.

“Para nosotros lo más importante es lo que han hecho las personas de los altos; nuestros hermanos indígenas donde dio inicio todo el movimiento de radios, han sido un factor muy importante para que nosotros podamos contra con este medio aquí en la capital así que los verdaderos héroes están en la selva,” Lizeth Hidalgo, Directora de Impacto de Dios Radio.

Los Altos de Chiapas es una zona formada por 17 municipios y su centro es San Cristobal de las Casas, donde hace mas de 4 años comenzó este movimiento.

“Tanto la iglesia como la estación han habido persecuciones del pueblo tradicional, porque se corrió la voz de que los evangélicos pusieron una radio, pero la estrategia fue que el mensaje fuera cristocéntrica pero que no golpear a otras religiones y ya después empezaron a valorar esto porque no estábamos haciendo proselitismo”, dice el pastor José Pérez, de la Iglesia de Fe.

Pero a pesar de la paulatina aceptación, en el 2008 autoridades clausuraron equipos y emisoras, provocando la reacción inmediata de las Iglesias.

“Nosotros empezamos un dialogo con el gobierno a raíz de los operativos que hicieron en el mes de Diciembre del 2008 para el trámite de los permisos, entonces se ha delimitado ya el número de Radios; se está discutiendo cual va a ser la figura judicial porque no va a ser desde la perspectiva de las A.R. asociaciones religiosas y mientras estemos en eso, estamos tranquilos porque el gobierno ha demostrado voluntad política”, menciona el pastor Esdras Alonso, de la Iglesia Alas de Águila.

Esta aparente apertura del gobierno no es suficiente garantía para todos los radioevangelista.

“Pues no tenemos la seguridad de que hay una legalización, porque la misma constitución del país, no nos permite como cristianos y mientras esa barrera esté pues, no hay posibilidad”, dice Pérez.

Para estos pioneros, las radios cristianas en Chiapas son un medio efectivo en el proceso de transformar una nación y están dispuestos a continuar en la lucha por sus derechos.

“Aproximadamente tenemos ya en el estado de Chiapas arriba del 50 por ciento de evangélicos; hemos visto un gran avance del pueblo de Dios, del evangelio predicándose y eso es una bendición. La radio ha contribuido a que éste propósito de Dios se esté logrando en estos tiempos”, menciona Hidalgo.

Por su parte Alonso dice, “es un tiempo de cambio en México obligado de que se revise la ley y de que el gobierno sea sensible, para interpretar los nuevos tiempos. El pueblo cristiano tiene una gran perspectiva”.

“El evangelio, hace gente buena y gente sana; ese es el trabajo que uno tiene, cambiar la mente de las personas. Las radios cristianas no levantamos a la gente en contra del Gobierno, ni en contra de las autoridades, sino que el propósito nuestro es ayudar a gobernar tranquilamente y pacíficamente”, concluye Pérez.

MundoCristiano.tv