“Pare de Sufrir no es una iglesia cristiana evangélica”, delcara Unión de Iglesias Evangélicas

La Unión Nacional de Iglesias Cristianas y Evangélicas del Perú (UNICEP), frente a la investigación que se viene realizando contra el fundador de la brasileña Iglesia Universal del Reino de Dios Edir Macedo, y estando a que en el Perú …

  • Iglesia    
  • 18 ago 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Unión Nacional de Iglesias Cristianas y Evangélicas del Perú (UNICEP), frente a la investigación que se viene realizando contra el fundador de la brasileña Iglesia Universal del Reino de Dios Edir Macedo, y estando a que en el Perú esta agrupación se ha constituido como entidad religiosa que ha sido inscrita en el Registro de Confesiones Religiosas No Católicas del Ministerio de Justicia, emite el siguiente pronunciamiento.

1.

- Que, la denominada Iglesia Universal del Reino de Dios que opera en nuestro vecino país de Brasil, conocido como “Pare de Sufrir”, viene operando en nuestro país como la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo;

2.- UNICEP tiene el deber de deslindar cualquier vinculación con esta agrupación; y, asimismo, dar a conocer a la ciudadanía su protesta por las prácticas utilizadas para obtener beneficios económicos explotando la fe de las personas a través de programas de radio, televisión y eventos públicos, con prácticas económicas de pago de dinero a cambio de sanidad divina están perjudicando y desacreditando a las iglesias en general.

3.- Que, la doctrina y práctica de las indulgencias no están ligadas a la Palabra de Dios.

La salvación y la sanidad se obtienen gratuitamente, por el sacrificio de Nuestro Señor Jesucristo en la Cruz del Calvario: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios; siendo justificados gratuitamente por su gracia por la redención que es en Cristo Jesús.” (Romanos 3: 23-24)

4.- UNICEP ha iniciado las acciones pertinentes a fin que el Ministerio de Justicia, en estricta aplicación de lo dispuesto en el Art. 11° de la R.M. 377-2003-MINJUS, inicie la correspondiente investigación y, de ser el caso, sancione a la Asociación Comunidad Cristiana del Espíritu Santo con la cancelación de su inscripción en el Registro de Confesiones Religiosas distintas a la Católica.