nav
Martes 22 de Agosto de 2017

Convierten un prostíbulo en un templo cristiano

En este prostíbulo ofrecían “la gran sensación Azafatas, más rumbero que nunca”. Show del amor, show de lesbianas y lo más novedoso: La rifa del polvito americano”, pero ahora nada de esos existirá más porque será un lugar de adoración a Dios.

  • Iglesia    
  • 7 sep 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

“Azafata”, era el nombre del prostíbulo en Neiva, ahora será un templo evangélico para adorar el nombre de Dios, porque la Iglesia Cristiana Filadelfia lo compró ayer.

Tal parece que el burdel tenía forma de avión y cuando la tradicional cola se le arrancó los evangélicos de Neiva lo consideraron un milagro de Dios, ya que esta “casa de cortesanas”, permaneció 10 años.

“Azafatas” estaba ubicado frente al aeropuerto Benito Salas en Neiva.

Posee dos pisos que ahora serán utilizados para adorar el nombre del Señor.

“Por fin cerraron ese chuzo”, gritan quienes detienen sus carros y observaban lo ocurrido. ¿Quién sabe cuántos pasaron aquí?, apuntan otros.

En este prostíbulo ofrecían “la gran sensación Azafatas, más rumbero que nunca”. Show del amor, show de lesbianas y lo más novedoso: La rifa del polvito americano”, pero ahora nada de esos existirá más porque “será un lugar de adoración a Dios por parte de chicos huilenses”, anuncia el pastor Guillermo Martínez, de la Iglesia Cristiana Filadelfia.

Según publica el diario La Nación de Colombia, este lugar produjo mucho dinero mal habido porque a la hora de la limpieza de lugar se encontraron hay cuadernos, vales y recibos de caja que confirman la magnitud del negocio: “2.

6 millones de pesos el 30 de julio de este año. El 28 del mismo mes 1.2 millones, De resto aparecen cifras diarias de 1.9 millones, 479 mil pesos, 2.5 millones…”.

El pastor Guillermo Martínez, explico que la compra del terreno fue “un milagro de Dios” porque no tenían los recursos económicos. “La negociación no fue nada fácil. Ellos (Azafatas), no son dueños del predio, sí del establecimiento y hacían unas exigencias por el tiempo que llevaban. Dios obró en ellos”.

Martínez, dice que la estructura albergará a los niños con los que trabaja Filadelfia. “Será un lugar de adoración y exaltación y básicamente lo ocuparán en el segundo piso los menores de edad en consejería, ayuda…Serán oficinas para atender niños en conflicto”.