nav
Sábado 03 de Diciembre de 2016

Iglesia combate con exorcismos el “narcotráfico satánico” para librar a México

“Este culto fue adoptado por los narcotraficantes que han pedido ayuda a la Santa Muerte para evitar ir a la cárcel y ganar dinero”, dice el sacerdote exorcista Francisco Bautista, quien trabaja en la Ciudad de México.

  • Iglesia    
  • 28 nov 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Méjico, está siendo golpeado por una ola de violencia que ha matado a más de 70 mil personas. Preocupados por estos números, la Iglesia católica se ha comprometido a arrancar el mal a través de exorcismo, porque muchos distribuidores de drogas son devotos de la Santa Muerte.

La guerra contra las drogas la ha estado librando el gobierno mexicano desde el 2006, el mismo período en que el número de devotos de la secta, cuyo símbolo es una calavera vestida de novia con una hoz en la mano, comenzó a crecer en el país.

“Este culto fue adoptado por los narcotraficantes que han pedido ayuda a la Santa Muerte para evitar ir a la cárcel y ganar dinero”, dice el sacerdote exorcista Francisco Bautista, quien trabaja en la Ciudad de México.

La demanda para los religiosos de expulsar demonios está creciendo mientras las personas cada vez están asustadas por la violencia y la crueldad de cómo están matando a tanta gente.

“Creemos que, detrás de todos estos episodios, hay un agente de las tinieblas, cuyo nombre es Satanás. Nuestro Dios quiere que tengamos aquí un ministerio de exorcismo y liberación, para luchar contra esta fuerza oscura”, dijo el padre Carlos Triana.

Para que los proteja de la policía, los traficantes ofrecen sacrificios humanos a la Santa Muerte, lo que hace la situación aún más vulnerable para la población mexicana. “Hay una plaga de demonios en México porque abrimos la puerta a este tipo de creencia”, dice el padre Bautista.

Para los exorcistas, además del culto a la Santa Muerte otro factor que puede haber aumentado la cantidad de demonios en el país sería la despenalización del aborto. “Las dos cosas están relacionadas. Hay una plaga de demonios en México porque abrimos la puerta a este tipo de creencia”.

Otro sacerdote exorcista es Enersto Caro, que vive en Monterrey, él ha exorcizado a varios miembros de cárteles de drogas. Según él atendió un caso donde ayudó a un asesino. Este hombre dijo que cortaba a las víctimas en pedazos y le gustaba oírlas llorar cuando les cortaba sus extremidades. Otra de las atrocidades reveladas por este criminal es que le gustaba quemar vivas a las personas.

“La Santa Muerte está siendo utilizado por todos los vendedores de drogas y los vinculados a estos asesinatos brutales. Hemos encontrado que la mayoría de ellos, son devotos de la Santa Muerte”, dijo Caro.

El crecimiento de la secta es culpa de los católicos

Un informe de la BBC Mundo dice haber entrevistado a Enriqueta Romero responsable por el mayor culto a la Santa Muerte. Esta mujer de 60 años sirve a la Santa Muerte desde hace 12 años y acusa a la Iglesia Católica del crecimiento de la secta.

“Terminaron con nuestra fe cuando nos enteramos de lo que los sacerdotes estaban haciendo. ¿Qué derecho tienen a criticarnos? ¿Creemos en la Santa Muerte? Eso no es malo. Lo malo es lo que hicieron”, dice Romero.

Ella también comentó sobre la cantidad de delincuentes que sirven a la Santa Muerte y dijo que Méjico es un país libre. “Todo el mundo puede hacer lo que quiera. Todos tendremos que responder a Dios en algún momento”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Góspel Prime